Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

Votar, Vetar y Botar …

Carlos Poblete Ávila, Profesor de Estado.

Esperemos que la pandemia, más temprano que tarde, sea – y haya sido – una tragedia sanitaria con las profundas consecuencias sociales, económicas y humanas como hasta aquí la Humanidad, y en particular el pueblo de Chile han tenido que sufrir. La devastación está a la vista de todos. Como se sabe, contagios, muertes, aflicción, desesperanza y angustia afectan a millones de seres humanos.

En el caso de Chile esa condición de crisis abarca, daña a casi la totalidad de la población. Las llamadas autoridades políticas del país no sólo, como se ha dicho, ‘ han llegado tarde ‘ para evitar el desamparo de millones de ciudadanos, la verdad es que simple y cruelmente no han llegado. El sufrimiento de niños, de jóvenes, de hombres y mujeres no se mitiga con migajas y limosnas de última hora.

El escenario político y mediático durante cuatro meses ha sido ir y venir de propuestas y proyectos, de promesas, de anuncios y de otros paliativos desde el gobierno, empresarios y parlamento. Mientras tanto, las funestas consecuencias, el daño alcanza hasta la salud mental de millones de personas. Es y será una de las patologías que evaluar y atender ahora y post pandemia.

El campo de operaciones ocupado por el gobierno, parlamentarios, el sector financiero-

La última propuesta y / o resolución que he emergido del lado parlamentario, dice relación con el sistema previsional, y que en rigor los trabajadores podrán retirar el 10 % de sus ahorros capturados por las AFP. Con esos variables recursos de propiedad de los cotizantes, ellos podrán cubrir sus deudas acumuladas durante estos últimos aciagos meses.

La población en gran mayoría ha seguido los acontecimientos últimos por los medios de comunicación, principalmente la televisión, cuyos programas que no escapan de la farándula y de la insoportable publicidad mercaderil, han servido de vitrina a personeros politiqueros que, a como dé lugar han usado las pantallas para promover sus futuras campañas electorales. Se han cuidado siempre decir que la culpable de todo lo que sucede es la política – operación científica que ninguna culpa tiene -, porque la verdadera responsabilidad es de ellos, de los políticos, y en particular de los politiqueros.

En el futuro habrá que Votar, en el plebiscito para una Nueva, verdadera y democrática Constitución. También para elegir a diversos representantes en los municipios, en el parlamento y en otras instancias de poder.

Se ha dicho que ante la reciente resolución del parlamento referida al señalado 10 %, el Presidente de la República tiene – o tenía – como facultad la opción de Vetar el mencionado acuerdo.

Votar y Vetar …, en eso hemos estado, pero no se puede dejar afuera el verbo Botar, que en mucho la comunidad, los ciudadanos deben conjugarlo con absoluto derecho y, sobre todo, aplicarlo. La sociedad tiene que sacudirse de los nocivos, de los nefastos, de los corruptos, de los ineptos, de los mediocres, de los incultos y, de la estulticia.

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario