Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

Volver

alicia villoldo-botana

 

(Escrito en el Museo de la Memoria – Ex ESMA

Noviembre de 2011)

 

Varias casas blancas

simulan hogares

pastos mal cortados

crecidos por las lluvias

sin más movida

que un gato esquivo.

El que fuera

casino de oficiales

luce impoluto

todavía altivo

entre árboles castrados

por un hacha desprolija.

Abrazada a mi sombra

sola,

inusitadamente sola,

veo el transcurso de los años

con una memoria que no

se encorva a pesar

del olvido.

Presiento imagino

voces detrás mío,

siluetas que huyen

en busca de sus tumbas.

Me persiguen,

alertas, me conminan:

gritan de dolor

sus carnes rotas

sus pies quemados.

Reconozco entonces

a los muertos

alimentando como liquen

soberbio

el fondo fangoso del río.

 

_____________________

 

Concibo

que soy nada

pura mierda y esperma

con un Nombre

que me lanzó

al vacío.

 

 

 

 

>

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario