Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

Valoraciones y poemas para acompañar, día 31 del XIV Festival Palabra en el mundo

Termina un ciclo

Tito Alvarado

Al comienzo nadie tenía una idea clara, quizá reaccionamos antes que muchos poderes, pero sin duda fue con algo de retraso. De médico, poeta y loco, todos tenemos un poco, dice el dicho. Solo que los poetas tenemos de médico algo, de poeta más y de loco mucho más. Gracias a esta locura dijimos, la versión XIV de Palabra en el mundo, de todas maneras va.

Proponer un Festival en condiciones de pánico, de confinamiento, distanciamiento social y todo tipo de rumores o noticias falsas, con algunas verídicas, peores que las falsas, era una locura. Y sin embargo, hemos terminado un proceso, vivido aceleradamente, en que quienes han participado han hecho su aporte para obtener un resultado que bien podemos decir es una creación heroica.

La heroicidad se da por los factores de aprovechar tecnologías al alcance de la mano, salvo que quienes tenemos sus años estamos un poco rezagados, entonces a ponerse al día, a encontrar eco, a improvisar sobre la marcha y sobre todo confiar en la respuesta. Todo esto nos demuestra que hemos entendido nuestro papel en el mundo.

No habrá Paz si no la logramos a fuerza de razones, de arte, poesía y una enorme capacidad de soñar y mostrar, en nuestro actuar, el mundo que queremos.

Antes del virus que nos ataca como personas, como sociedad y como modos de vida, había una manera de convivir, una anormalidad aceptada como lo normal, ese modo es el que está en duda hoy, se agudizan la pobreza, las injusticias y se demuestra que así no podemos seguir viviendo.

En este tiempo de forzado encierro en nuestros pocos metros cuadrados, hemos ejercido el arte de pensar. Algo infinitamente pequeño está destruyendo lo colosal que teníamos por sólido, Se produce el hecho probado hace más de doscientos años: “Lo concreto se deshace en el aire”.

Pero la vida a cada instante nos enseña que solo el movimiento es eterno, en un cambio constante. Lo que ayer era, hoy no es. Ni nosotros somos los mismos.

Ahora el desafío es seguir, fortalecidos, expresando nuestro sentir, acompañando al mundo, cosechando los frutos de la alegría. Hemos demostrado que, unidos en la diversidad podemos aportar la diferencia. La XV Versión del Festival en todas partes: Palabra en el mundo será otra creación heroica y nosotros seremos capaces de volver a superarnos a nosotros mismos.

Situados en las circunstancias actuales hemos asumido el papel de hacer con estas circunstancias algo mejor. Somos creadores en literatura, en realidades nuevas, en sueños realizados, en gestos solidarios, en avanzar en el desarrollo de nuestro potencial. Esto es poesía.

Poema encadenado, escrito por varios poetas, en Goya, Corrientes, Argentina.

La técnica es que cada poeta aporta un verso.

Caricia perdida

Hoy no puedo abrazarte.

Y te extraño, miro la estrella brillante y se que estas ahí.

Entre miradas de dulces sinfonías.

Cada minuto que pasa te reclama,

lo bueno de este mundo me recuerda a ti,

pude amar esta noche con ternura infinita

y aunque estés lejos siento tu magia cerca.

El filo de tu ausencia desgarra mi piel.

Tampoco te puedo ver, pero, sé que estás a mi lado,

mi corazón mira la luna y te encuentro,

esto es soñar

rodeada de estrellas azules, que desnudan el alma,

que me hacen pensar en alternativas posibles para volverte a sentir.

Un vínculo infinito nos hermana.

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario