Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

Una asociacion cultural ofrece vivienda a escritores sin recursos

Estandarte.com La asociación sin ánimo de lucro Write-A-House ha ofrecido alojamiento en Detroit casi gratuito —sólo se piden los costes del seguro y los impuestos de la propiedad— a escritores emergentes con pocos recursos para consagrarse al arte, y que obtendrán una casa gratis.

La ciudad, que se enfrenta a la peor quiebra municipal de Estados Unidos —incluido un concurso de acreedores—, no resulta en apariencia el lugar más atractivo para alguien que desee una vida de retiro y tranquilidad para la escritura. Los altos índices de delincuencia y el abandono de muchos de sus barrios —tanto en cuanto a atención como, literalmente, a residencia: los edificios vacíos se cifran en unos 78.000, con 38.000 de ellos en un estado alarmante— coinciden con la decisión de vender poco a poco las joyas de su museo de arte para encontrar ingresos con los que pagar las pensiones.

Write-A-House está impulsada por escritores y activistas culturales de Detroit, que desean dar una vuelta de tuerca al concepto de la tradicional residencia de artistas, restaurando casas deshabitadas y ofreciéndolas gratis a escritores no durante una breve temporada, sino para siempre. Su intención es colaborar en la creación de una comunidad artística en la ciudad, lo que repercutirá tanto en quienes sobreviven en ella —o se plantean marcharse— como en quienes puedan llegar.

Estos activistas culturales confían en que la creación —y en concreto la escritura— puede ayudar a un Detroit mejor, y por eso buscan casas deshabitadas, las mejoran para entrar a vivir… y por eso buscan al escritor ideal para lograrlo. En poco tiempo han recaudado 5.600 dólares de los 25.000 que necesitan para que las tres primeras casas se habiten ya en 2014.

A cambio de ayudar a la renovación definitiva de la casa —es decir, un empujón en las últimas obras—, participar en lecturas públicas y otras actividades culturales de Detroit, participar en el blog colectivo de Write-A-House e integrarse como parte activa de la futura comunidad de creadores de Detroit que la asociación busca motivar, los escritores seleccionados disfrutarán durante dos años de una casa prácticamente gratis. No pagarán alquiler alguno, como decimos, por esta primera residencia. Y si han cumplido con lo prometido en esos dos primeros años, la casa se les cede para toda la vida.

Como en cualquier otra beca o ayuda, existen requisitos, por supuesto: antes de primavera —cuando Write-A-House seleccionará a los primeros escritores residentes— deben remitirse tres páginas de obra de creación, un currículo no superior a las dos páginas, una carta de motivación para residir en Detroit y un extracto bancario para comprobar que la situación económica del candidato es al mismo tiempo sana, pero no generosa.

Por cierto: aunque Write-A-House no colaborará en la solicitud de visados, aceptan solicitudes de escritores en otras lenguas… y de otros países. Las candidaturas superan ya las doscientas. ¿Te unes?

 

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario