Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

Para superar el cáncer lo ideal es una “actitud positiva”

 

ÚN.- Cuando a un paciente se le comunica que  tiene cáncer queda altamente impactado, generalmente comienza a averiguar,  consulta en internet, habla con amigos, se aturde, y uno de los riesgos de  esta búsqueda es que se confunda más.

“Al informarle al paciente que tiene cáncer, éste piensa que es una  sentencia de muerte y no es así. No todos los casos son iguales, ningún  paciente es igual a otro, ni la enfermedad es igual a otra. Por ejemplo, en  el tratamiento de cáncer de próstata si hay diagnóstico precoz, un tratamiento  eficaz y una técnica quirúrgica depurada, meticulosa, los resultados son  excelentes, se traducen en calidad de vida”, señala el doctor Elías Mora Kumboz,  médico urólogo.

El paciente diagnosticado de cáncer se le hace difícil manejar toda la  información relativa al tratamiento y sus consecuencias. De allí la  importancia de la relación médico-paciente, donde éste último debe formar  parte activa en la toma de decisiones sobre el tratamiento a elegir, basado en  la información veraz y honesta del médico para que al final el beneficiado sea  el paciente.
Mora Kumboz  destaca que los pacientes con cáncer de  próstata diagnosticados precozmente y que son tratados quirúrgicamente o con  radioterapia o con hormonoterapia pueden experimentar efectos colaterales  indeseables en la esfera sexual y urinaria que pudieran impactar  negativamente en su calidad de vida. De allí que es pertinente prepararlos  previamente al tratamiento en forma realista acerca de esos efectos colaterales  que pudieran alterar los resultados post operatorios.
El doctor Elías  Mora Kumboz destaca la importancia de la información veraz en la  relación médico-paciente. “Independientemente de la técnica utilizada (cirugía  abierta, laparoscópica o robótica) o de tratamientos alternos (radioterapia  externa o braquiterapia) con cualquier método de tratamiento utilizado puede  haber excelentes resultados, así como también complicaciones y efectos  colaterales indeseables que son minimizados dependiendo de la experiencia del  cirujano y de las características individuales del paciente y su  enfermedad”
. El doctor Mora Kumboz indica que en el proceso de sanación es de  gran relevancia que el paciente tenga una actitud positiva. “Esa condición  le permite aliviar el estrés, también es importante que posea un soporte  religioso o espiritual, porque no solo cuenta lo científico. Lo ideal es que  reciban el apoyo de un equipo multidisciplinario que involucre al urólogo,  oncólogo, enfermeras, técnicos, sicólogos, terapistas de grupo y, por supuesto,  la familia”.
“Las terapias de grupo, agrega el especialista, pueden resultar muy  beneficiosas porque escuchar el testimonio de sobrevivientes, la forma cómo han  podido superar la enfermedad, puede ayudar a recobrar la esperanza. Aunque es  bueno acotar que no todas las enfermedades son iguales y no todos los pacientes  reaccionan de la misma forma”, señaló.
“Lo ideal es una actitud positiva, explica el doctor Mora  Kumboz, balanceada, con una expectativa realista. Los médicos tenemos la  responsabilidad de educar e informar a los pacientes. Mejor que la tecnología es  la experiencia del cirujano y el respeto que merece el paciente. El proceso de  sanación demanda mucho más que ciencia, requiere una movilización de la  expectativa positiva de vida del paciente”,
04.03.2012 – www.ultimasnoticias.com.ve

 

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario