Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

Mujer en todos los días

Cuando intentamos definir qué es una mujer.

 

Un ferviente saludo desde el mundo y hasta el mundo donde nos encontremos mujeres mortales, cerebros, amor, lucha y vida.

Las manos fueron dadas a la mujer para realizar todo lo que de su cerebro es capaz de emerger, indudablemente la mujer es ejemplo de lucha por la sobrevivencia, y por abrir una brecha habitable en este globo terrestre. No es como antes se pensó que era, un bípedo implume.

La práctica ha demostrado lo contrario, y como ya hemos hablado hasta el cansancio de los orígenes del decreto  “santo Día de la mujer” ahora hablaremos de sus atributos, y debemos definir lo que realmente ella significa para la vida humana antes y después del clonismo.

Ya que aún no se obtienen resultados concretos de la clonación del hombre, significa que sólo la mujer ha sido capaz de reproducir al humano. Esto es lo más grande, lo más significativo, la vida misma, la importancia del universo, en síntesis, ¡La mujer!

Sin la mujer, no más hombres ni mujeres.

Alguien me dijo: escriba algo de lo malas que son las mujeres con nosotros los hombres!. Sentí lastima por él, porque su corta visión lo llevó hasta su conveniencia. Pero no vamos a negar que algo de razón tenía este personaje.

La mujer, aun sin quitarle  las atribuciones que la dignifican,  no está libre de convertirse en un ser déspota, fastidiosa, de acuerdo a la amargura que posea en su interno;  puede llegar a ser destructora y hasta indeseable para su contrincante, que en definitiva resulta ser el hombre, el mismo  “ser amado” ¿Qué contradictoria es la vida Verdad?

Para ir concluyendo, en este mensaje tenemos que decir también que indudablemente somos humanos, y que los humanos somos impredecibles, no podemos fijarnos un patrón de vida, un patrón temperamental, porque no podemos diseñar un patrón de corrientes a nuestro entorno.

Por ende mis queridas mujeres, un saludo y un deseo a ojo cerrado, feliz día hoy y todos los días, mejoremos en lo posible, seamos fuente de buenas energías, amemos al prójimo como a nosotras mismas, hagamos el bien hoy que estamos vivas, y a los que aún están vivos, pero no cerremos los ojos a la verdad.

Desde el Proyecto Cultural Sur,

Lucy Ortiz.

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario