Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

Los Cantos del desvelo

por Arturo Santos Ditto*

LOS CANTOS

DEL DESVELO

I

1975

Canta la aurora

su melodía

de aves desveladas.

Desenfunda el sol

sus doradas espadas

sobre el día

y el viento sopla

su incansable trompeta

de ruidos distantes.

Cruzan los pájaros

su alegría de trinos

abriendo con sus alas

las ventanas del alba.

Llega el día aventurero

repitiendo su eco de lamentos

a lamernos la vida

como perro angustiado

y siento la misma soledad

de siempre

desfilar con sus tambores de silencio

sobre mi melancolía…

Hoy estoy triste

y no sé porqué,

si nadie ha muerto

en la república de mi ternura;

hoy estoy triste

y la cara limpia de la infancia

se teje en mis pupilas

con sus agujas de recuerdos

y de luces,

con sus agujas de mar

y de lápices de escuela.

Mis zapatos de niño

con la cara al sol,

se convierten en cometas

salpicadas de arena

para jugar con gaviotas

a orillas del crepúsculo.

Hoy estoy triste

y siento una mueca pertinaz

de desaliento

hiriendo mi corazón de angustias

y no sé porqué.

Hoy estoy triste,

con el recuerdo enrollado

en el cuello delirante

de una lágrima.

Hoy estoy triste

y no sé porqué,

mientras

canta la aurora

su melodía

de aves desveladas.

II

—————–

En el viaje

por la búsqueda de las estrellas

que le den otro color

al día que se apaga,

se me están empolvando

los pies de lejanías.

Mientras

más camino revolviéndome

entre árboles y noches,

más difícil

está el retorno

de las flores que adornaban

la sonrisa y la piel

sin mala noche de niños y gaviotas.

Sabe a sangre

de gorriones degollados

en plenitud de vuelo

y a cantos de pájaros con frío,

la certeza de que no hay espadas

que acorten las distancias

ni voces que rompan

la escalera de hambre,

cuando pasan en bandadas de locura

las horas y mañanas

haciendo interminables

carruseles de tiempo y de edades.

Todo este trotar

rasgándonos camisas

y mordiéndonos la cara

dan náuseas y mareos;

todo este sudor

empapándonos el alma

pesa más en mi garganta

cada vez que miro el corazón del día,

reflexiono y digo:

Que lejana, que solitaria

y triste vive la esperanza.

Viviré en este invierno

llevándome entre ojos

a la rosa,

para que mis sueños

salgan a colores

y mis manos viajen

olorosas a niño.

*

SEMBLANZA.-

Arturo Santos Ditto, poeta ecuatoriano nacido en Bahía de Caráquez, el 26 de abril de 1949. Mantiene desde hace 16 años el programa cultural Guitarra Vieja que se trasmite desde la ciudad de Guayaquil a través de Radio Sucre, prestigiosa radiodifusora ecuatoriana. Su obra literaria se puede dividir en cuatro aspectos: poesía, relato histórico, periodismo y ciencias jurídicas. Ha publicado los siguientes libros: Horizontes del futuro (1970), El retorno (1976), Llevándome entre ojos a la rosa (1988), Con el viento rojizo de la tarde (1993), A Bahía (1995), Con las cenizas de mis ansias (1996), Guitarra vieja (1998), Los cristales azules del pasado (2003), Viento peregrino (2005=2011) y La función judicial en el Ecuador, el Código de Procedimiento Penal, críticas y sugerencias” (2009). Grabó con voz propia varios casetes audiofónicos con poesía de su autoría y de otros autores, de los cuales el primero alcanzó merecido éxito en la ciudad de México, y recibió elogiosos comentarios por parte de la crítica especializada de los diarios La Crónica y El Excelsior.

Viento peregrino” fue grabado en un disco que alcanzó el éxito esperado tanto en Ecuador como en México y Cuba. En el año 2003 inició la colección radial figuras estelares del Ecuador. Actualmente tiene en prensa el libro de artículos periodísticos titulado “Abanico polémico por la patria”.

Su mérito cultural como poeta, hombre de radio, declamador, historiador y jurista ha sido reconocido por prestantes intelectuales y respetables instituciones en su país natal así como fuera de este, razón por la que el Gobierno del Ecuador le otorgó la Condecoración Máxima al Mérito Cultural en la orden de “Gran Caballero José Joaquín de Olmedo”; la Asociación Nacional de Locutores de México lo honró como miembro honorario, luego, Plaza Galería de las Estrellas de la misma ciudad lo reconoció al plasmar las huellas de sus manos para ser exhibidas en los pasillos de sus instalaciones. En el año 2005 recibió en el Ecuador el primer premio del concurso de poesía Lumbre, con el poema “Viento peregrino”.

En el 2009 y 2010 formó parte de la delegación ecuatoriana a los “Festivales universales de poetas por la paz” en La Habana- Cuba, donde se lo declaró como uno de los mejores expositores. La Unión de Escritores y Actores de Cuba “UNEAC”, publicó en “Colección Sur” una nueva edición de su poemario “Viento Peregrino”, que fue presentada el 19 de Febrero del 2011 en el desarrollo de la “Feria mundial del libro”, en la misma ciudad de La Habana. Fue director de la Sección Literatura de la Casa de la Cultura en Guayaquil Ecuador.

 

 

 

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario