Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

Idiomas

M. Vicent

Quién ha dicho que el castellano no es una lengua pragmática? Por ejemplo, el castellano sirve para que no te mate un negro en Nueva York. Caminas de noche silbando un blues por la Octava avenida y de pronto emerge dese la trasera de un cubo de basura la sombra del destino,en cuya mano resplandece una cuchilla escalfada. El atracador te pone la verdad entre los riñones y entonces farfullas,lleno de p’anico,en el idioma de Cervantes

-Que pasa ,tío mierda

Santo remedio. Al oir que te expresas en castellano, el navajero neoyorkino, sea negro, blanco, oscuro o trigueño, enfunda el estoque y escupe por un lado maldiciendo su suerte. Sabe que hay poco que rascar, presiente que eres tan pobre como él y en un acto de hermanda probablemente te perdona la vida, aunque no sin desprecio.
El emperador Carlos V dijo que el castellano era la lengua más apropiada para hablar con Dios. Eran otros tiempos. Pero sin duda tambien se trataba de asuntos de vida o muerte, porque con Dios uno sólo se comunica en casos de urgencia, en cuestiones de última instancia, cuando se está a punto de estirar la pata. Este es un idioma que suena muy bien en la agonía o delante de los tribunales de justicia o en las mandas del testamento o en las bendiciones de mesa a la hora de repartir el pan antiguo. En castellano, uno casi se siente incapaz de vender una puta a un tren de soldados. Da vergüenza utilizar su vocabulario redondo y barroco para cosa de mercancías.
Ahora llega el Quinto Centenario del Descubrimiento de América y este hecho se va a envolver de nuevo en literatura enfática, no en contratos, en transaciones ni en venta de Pegasos. Poetas y escritores de uno y otro lado tañerán el arpa y harán juegos florales vía satelite. Y es que no queda más. Del viejo imperio sólo resta el idioma común, que es muy útil para que nadie te acuchille en los bajos de Nueva York, cosa que no sucede con el catalán. Si caminas de noche por la Octava Avenida y te sale una navaja desde un portal y tú hablas la lengua de Verdaguer, te matan sin solución. El atracador crees que eres un rico

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario