Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

Honduras: Tristeza: masacre en penales que a todos nos duele…

1) 104 muertos en Centro Penal de San Pedro Sula, 17 de mayo 2004 gobierno de Ricardo Maduro.

2)   68 muertos en el Centro Penal de La Ceiba, 5 de abril 2003 gobierno de Maduro.

3)   359 muertos en Centro Penal de Comayagua, 15 de febrero gobierno de Porfirio Lobo Indignada, llena de rabia…queriendo definir todo lo que siento sin usar palabras soeces por esa enorme e inexcusable cantidad de muertes en la graja penal de Comayagua. Pero no es solo indignación o rabia lo que alberga en este momento mi cuerpo, es tristeza y desesperanza…y esos sentimientos son feroces porque contienen aparte de lo mencionado al inicio, la impotencia y el miedo juntos.

Me he negado durante muchos meses, para ser más específica desde junio del 2009, a sentir todo esto, por salud, o con certeza por sobrevivencia; me he negado a mostrarme a mí misma, a mi pareja y a mi hija que ya no hay esperanza en este país, que ya no hay forma posible de vivir? De sobrevivir en un lugar, en una nación, donde anida la maldad y la indiferencia, me he negado a reflejar en mi rostro la tristeza, porque no quiero transmitir este terrible sentimiento que destruye y paraliza.

Lo que ha ocurrido ayer noche en la granja penal de Comayagua ha desatado todos esos sentimientos y más. No poseo un dato fidedigno, pero me atrevo a afirmar que este terrible evento ha sido el más dantesco y con mayor número de muertes en un solo centro penitenciario, 357 personas fallecidas hasta las 7:50 de la mañana de este día, inconcebible!!!
La opresión que produce el dolor humano es indescriptible, no hay absolutamente ninguna excusa para tantas muertes, no hay absolutamente ninguna excusa para una sola muerte…quiero escuchar las“explicaciones” para 357 muertes! Que importa si escapaban, que importa si corrían, debieron abrir las celdas, debieron evitar las muertes! ¿Quien asumirá la responsabilidad de semejante aberración?.
En cualquier gobierno que se precie, los despidos deberían ser inmediatos, desde los guardias penitenciarios que no abrieron las celdas, pasando por los directores que no resolvieron problemas básicos del centro penal hasta los ministros que no han resuelto el eterno problema de hacinamiento y violación de derechos humanos en estos centros. Si esto no sucede no he de dudar que en este des-gobierno lo que se hace es aplicar la pena de muerte y que el puño firme solo fue disfrazado con un lema de“humanismo cristiano”.
La pena de muerte no se aplica solamente en una silla eléctrica o una cámara de gas, la pena de muerte también se aplica con la ineficiencia y displicencia en la resolución de problemas vitales; también se aplica con la violación de derechos humanos fundamentales que conllevan a la muerte sea por inanición, por el no acceso a tierras, por  falta de un sistema de salud adecuado, por violencia, por femicidios, por el no acceso a educación, agua potable, por el retraso en la aplicación de justicia, por el hacinamiento en las prisiones, o lo más terrible por el desinterés y la corrupción estatal.
Me pregunto también, conociendo las condiciones del cuerpo de bomberos del país y sabiendo que hacen lo imposible en estas situaciones, cual fue el apoyo de la base de Palmerola, imagino tienen cuerpo de bomberos propios…ah! Se me olvida son una base militar para contribuir a eliminar gente…no para salvarla…
Siento tanta tristeza, pero tanta tristeza este día que ni siquiera puedo articular un lo siento a las familias de las personas fallecidas… el llanto no me deja…maldito gobierno…

Publicado porhttp://www.hondurastierralibre.comen 14:45

Diócesis de Comayagua se pronuncia por tragedia en centro penal de esa ciudad

Wednesday, 15 February 2012 18:01 Administrador
Defensores en Línea

Comayagua. La Diócesis de Comayagua, se dirige en estos momentos de consternación  local y nacional, a los familiares profundamente angust¡ados de las  personas privadas de libertad que perecieron en el Centro Penal de  Comayagua, a los heridos y afectados durante el fatal incendio que  inició a las 10.50 pm de ayer, martes 14 de febrero. También nos  dirigimos al pueblo hondureño en general.

Primero: Lamentamos profundamente lo ocurrido durante la peor tragedia  en la historia de los centros penales de nuestro país y nos  solidarizamos grandemente con los familiares y afectados por el  siniestro que acabó con la vida de un número elevado de presos en la  penal de Comayagua, que según datos iniciales suman 356 personas  fallecidas, de una población penal de 852- Segundo: lnvitamos a nuestros hermanos y hermanas a unirse con nosotros en un esfuerzo común para aliviar en el corto y mediano plazo las  necesidades más urgentes de los sobrevivientes del siniestro y de las  familias afectadas. Tercero: Lamentamos que sea este el tercer siniestro que se da en el  término de una década en los centros penales en Honduras, con el  agravante que la granja penal de esta ciudad de Comayagua era  considerada como la cárcel con mayor nivel de seguridad humana a nivel  nacional. Cuarto: Consideramos lamentable las condiciones inhumanas de  hacinamiento e inseguridad en la que vive la población penal de nuestro  país. Específicamente en el Centro Penal de Comayagua, construida para  albergar 250 personas, la población penal ascendía a 852 privados de  libertad. Quinto: Pedimos a las fuerzas vivas de la sociedad hondureña para que,  unidos, exijamos a nuestras autoridades mejorar las condiciones de  reclusión y las medidas de seguridad humana en los centros a penales,  para salvaguardar la integridad y la dignidad de los privados de  libertad, y para que no se repita otra vez tan lamentable tragedia que  hoy enluta a tantas familias hondureñas y nos entristece a todos. Sexto: Pedimos a la comunidad cristiana elevar oraciones al Dios de la  vida, para que acoja en sus manos bondadosas e introduzca en su gloria a nuestros hermanos fallecidos, y fortalezca a los familiares con la  certeza de que no están solos, que Dios vela por ellos y les acompaña en estos momentos difíciles. Que Dios sane pronto a los heridos durante el siniestro y que nuestras autoridades civiles actúen con decisión y  prontitud en la mejora de las condiciones de nuestras cárceles y del  sistema judicial en general. Monseñor Roberto Camítteri OFM Obispo de Comayagua y el Presbiterio de la Diócesis

Bertha Oliva: Qué casualidad que los incendios en los centros penales son por la noche

Wednesday, 15 February 2012 11:29 Dina Meza
Defensores en Línea

Tegucigalpa. La noche de este martes 14 de febrero hubo un incendio en el Centro  Penal de Comayagua, en la zona central de Honduras, que dejó más de 350  personas calcinadas, en relación a ello la Coordinadora General del  COFADEH, Bertha Oliva señala “qué casualidad que los incendios se dan en la noche cuando los privados de libertad están bajo llave y los  custodios que deben abrir son los primeros en escapar”.

De acuerdo a las versiones de medios de comunicación que estuvieron en  vivo cubriendo estos hechos, la cárcel fue copada por altas llamaradas  mientras y  los reclusos intentaban salvarse los custodios  penitenciarios iniciaron una nutrida balacera, lo que no permitió que  quienes estaban allí se salvaran y pudieran escapar de las llamas. La defensora de los derechos humanos dijo que eso se miraba venir  puesto que ninguna  entidad del Estado ha puesto en práctica las  recomendaciones de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos,  CIDH, sobre los centros penales. En la visita realizada en noviembre de 2004 por el Relator especial de  la CIDH sobre los derechos de las personas privadas de la libertad,  Comisionado Florentín Meléndez, a varios centros de detención en  Honduras, entre ellos la Penitenciaría Nacional, observó con  preocupación las condiciones de detención. El Relator constató, en dicha oportunidad, la situación de hacinamiento, falta de condiciones  sanitarias adecuadas y falta de recursos humanos y presupuestarios  suficientes, así como la falta de controles efectivos para evitar el  ingreso de armas a los centros de detención. Conforme al derecho internacional, el Estado es el garante de los  derechos de las personas que se encuentran bajo su custodia. Por lo  tanto,  la Comisión insta al Estado hondureño a tomar las medidas  necesarias para garantizar la vida y la integridad personal de las  personas privadas de la libertad en el sistema carcelario, así como en  los demás centros de detención del país. En particular, el Estado debe  asegurar el control de la fuerza y la disciplina en los centros de  detención, así como del ingreso y porte de armas. Asimismo, debe evitar  que tales hechos de violencia y pérdidas de vidas humanas se repitan en  el futuro, mediante las investigaciones administrativas y judiciales  correspondientes. La Coordinadora del COFADEH expresó estar convencida que tiene  responsabilidad el Estado por acción ó por omisión aunque ya tengan  quién fue el responsable, en este nuevo incendio en una granja penal. Se preguntó “qué será que los incendios en los centros penitenciarios solo son por la noche cuando los privados de libertad están bajo llave, qué  casualidad porque si se da en el día es posible prevenir esta  catástrofe,  y qué casualidad que los que custodian esos centros y que  tienen las llaves son los primeros en salir corriendo y no abren para  que la gente salga y se salve, eso se  ha dado en SPS, El Porvenir y  Comayagua, eso debe ser sujeto de una investigación profunda”.   Agregó que no le quiere poner color a este hecho  sino cómo se salva la vida de los privados de libertad a quienes se les manda a los centros  penales para bajarles su autoestima y no se les atiende en  rehabilitación ni pasan por un proceso para la reinserción a la sociedad y que por eso se ha manifestado que los centros penales son escuelas  del crimen, porque son sometidos a la orden de los que custodian y  pueden ser acciones al margen de la ley, son varias denuncias que se  tienen, entre ellas que hay extorsiones desde la Penitenciaría Nacional. Se necesita una política de Derechos Humanos Lo que se debe de hacer es crear una política de Estado en materia de  derechos humanos, mientras eso no se haga y se sigan aprobando leyes a  mata caballo para levantar banderas,  no vamos a tener soluciones dijo  Oliva. Argumentó que si solo se aprueba la Ley del sistema penitenciario, nada se habrá hecho. Se deben crear políticas de prevención en materia de derechos humanos y lo que se hace es crear leyes esporádicas que se des enmarca de una  política de derechos humanos, “seguramente van a decir que esto sucedió  porque no se ha creado la ley penitenciaria, pero ya no podemos seguirle poniendo más parches a la Constitución porque ya no aguanta”. Referente a la custodia de los centros penales dijo que una de las  recomendaciones que nunca se ha llevado en práctica es que de inmediato  debía ser separada esta custodia  de la Secretaría de Seguridad, porque  está probado que su único quehacer en materia de prevención es la  represión. “Anoche en medio de las llamas lo que se miraba eran los disparos a  mansalva, hoy para calmar el dolor de las familias si buscan si sus  parientes están entre los calcinados, les lanzan bombas lacrimógenas,  eso es crueldad, no se puede calificar como un acción para disolver”, denunció. Periodistas que la abordaron le consultaron si esto traerá demandas internacionales y ella respondió que todo privado de libertad es responsabilidad del  Estado que está bajo su protección, “si se tratara de demandas está  asegura, pero no se trata de eso sino cómo hacemos esfuerzos comunes  para que se tenga respeto por la vida, podrían lloverle demandas al  Estado, pero debemos hacer un esfuerzo para hacer políticas en materia  de derechos humanos, cómo podemos hacerlo para recobrar el respeto de  todas las personas que es tan fundamental”. Hasta la redacción de esta nota los reportes forenses señalaban que  iban 358 personas calcinadas y otras ocho están en estado de gravedad en el Hospital Escuela. Según el Vocero de la Secretaría de Seguridad Héctor Iban Mejía otros 35 estarían desaparecidos. El 17 de mayo de 2004 107 privados de libertad del presidio de San Pedro sula  murieron quemados en otro incendio similar. El 5 de abril de 2003, unos 66 reclusos y tres mujeres, incluida una  menor de edad, que visitaban familiares en la Granja Penal de El  Porvenir, fueron quemados en el interior de sus celdas y otros murieron  por disparos de policías penitenciarios. OEA pide envíen misión a Honduras El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos  (OEA), José Miguel Insulza, manifestó a través de un comunicado su  profunda consternación ante los dramáticos hechos ocurridos en la cárcel de Comayagua (Honduras). Insulza solicitó a la presidenta de la Comisión Interamericana de  Derechos Humanos, Dinah Shelton, que envíe a Honduras una delegación que incluya al Relator para las Personas Privadas de Libertad, Rodrigo  Escobar, para que se realice una investigación de los sucesos que  desembocaron en la tragedia carcelaria, y presente sobre ellos un  informe exhaustivo al gobierno hondureño y a la Organización  hemisférica.

Bo. Las Delicias, Intibucá, Intibucá, Honduras (504)2783-0817; copinh@copinh.org

Comunicado urgente

Nueva Tragedia con responsabilidad de régimen enluta a Honduras.

En las faenas preparatorias del Encuentro Internacional de los Derechos humanos, nos llega la terrible y dolorosa noticia de la muerte colectiva de más de 350 reclusos de la granja penal en la ciudad de Comayagua, producto de un pavoroso incendio; Ante esta nueva tragedia que se suma a otras como la del centro penal del Porvenir en el departamento de Atlántida, la del centro penal de San Pedro Sula y la dolorosa situación del pueblo hondureño que hoy vive la desgracia de la represión y la imposición de un modelo económico injusto; El COPINH emite el siguiente comunicado:

1.- Expresamos la más ferviente solidaridad con las familias de las víctimas que sufren la pérdida de sus seres queridos en esta nueva tragedia que enluta nuestro pueblo.

2.-Condenamos la represión del régimen contra las cientos de acongojadas familias que reciben bombas lacrimógenas y disparos, ante sus reclamos de conocer la situación de sus familiares.

3. La tragedia que ha cobrado la vida de más de 350 hondureños es un indicador más del fracaso del régimen, que ha demostrado incapacidad de garantizar la seguridad de los hondureños y hondureñas y la única respuesta que ofrece es represión, militarización y entrega de los bienes de la naturaleza, más pobreza, violencia y exclusión.

4.- La tragedia que se ha dado en el penal de Comayagua es expresión de la criminalización de la pobreza, pues son pobres los que llenan las cárceles, mientras los ricos corruptos que le han robado al estado y los asesinos que han ordenado represión y golpes de estado y el poder del narcotráfico vinculados al poder político y económico gozan de impunidad, libertad y beneficios del sistema.

5.-Exigimos una investigación objetiva y que se castigue a los responsables de este siniestro que llena de dolor al pueblo de Honduras.

Dado en Tocoa, Colon a los 15 días del mes de febrero del 2,012

Con la fuerza ancestral de Lempira, Mota, Iselaca y Etempica se levantan nuestras voces llenas de vida, justicia, libertad, dignidad y Paz.

logo1.gif

Incendio en centro penal hondureño deja al menos

359 reclusos  muertos

Miércoles 15 de Febrero de 2012 10:44 Red Morazánica de Información

Incendio ComayaguaRed Morazánica de Información

Tegucigalpa, 15 Febrero 2012. Al menos 359 reos  habrían perdido la vida la noche de este martes, cuando un pavoroso  incendio arrasó con las instalaciones de un centro penitenciario en la  ciudad de Comayagua, al centro del país.

En horas de la madrugada se reportaban 357 muertos, en tanto los  reclusos con quemaduras graves fueron trasladados hacia el Hospital  Escuela, capital, donde en el transcurso de la mañana falleció 1  recluso.

Imágenes desgarradoras se han difundido desde el lugar de los hechos, en las que observan los cuerpos calcinados de los reclusos que murieron abrazados a los barrotes de sus celdas en un intento desesperado por  escapar de las llamas.

Queda en evidencia la impotencia de las autoridades penitenciarias en manejar situaciones de desastre, según la versión de un recluso que  logró salvar su vida rompiendo el techo, el guardia encargado de las  celdas no reaccionó ante el clamor de los reclusos que pedían auxilio,  por el contrario botó las llaves de las celdas dejándolos a su suerte.

El cuerpo de bomberos investiga las causas del siniestro, aunque no  se ha confirmado, informes preliminares revelan que el siniestro habría  iniciado a eso de las 10:30 de la noche, cuando a uno de los reclusos se le incendió su colchón, el fuego se propagó rápidamente debido a la  estructura de madera del centro penal.

El hacinamiento y el precario estado en los centros penitenciarios  hondureños, convierte a los mismos en auténticas bombas de tiempo.

 

Con bomba lacrimógena y bala viva, policía responde a familiares de reclusos siniestrados

Miércoles 15 de Febrero de 2012 11:04 Red Morazánica de Información
Correo electrónicoImprimirPDF

familia comayaguaRed Morazánica de Información

Tegucigalpa. 15 Febrero 2012. Con bombas lacrimógenas y bala viva han respondido los cuerpos  policiales a la desesperación e incertidumbre que reina en los  familiares de los reclusos que guardaban prisión en el centro penal  siniestrado la noche de este martes.

Ante la hermeticidad de las autoridades desplazadas en la zona, cientos de  familiares irrumpieron rompiendo el cerco semi destruido de la  penitenciaria con la intención de recuperar los cuerpos sin vida de sus  seres queridos.

En medio del dolor; gran cantidad de padres, hijos, hermanos y esposas se  han aprestado a llegar hasta los predios del centro penal en Comayagua y a la sala de emergencias del Hospital Escuela, capital del país,  intentando desesperadamente obtener información acerca del estado de sus familiares, sin hasta el momento encontrar respuesta.

 

Penal incendiado en Honduras excedía capacidad

en 213 por ciento

Miércoles 15 de Febrero de 2012 14:55 Telesur

image previewEl Penal de Comayagua, en el centro de Honduras, en el que al menos 370  personas fallecieron este miércoles a causa de un incendio, albergaba a  más de 850 reos, superando en 212,5 por ciento la capacidad del recinto  carcelario, informó el colaborador de teleSUR en Honduras, Dassaev  Aguilar, quien recordó que hace un año en Consejo de Ministros, el  director de Centros Penales en ese país, Danilo Orellana hizo un llamado al presidente Porfirio Lobo para que abocara a solventar la situación  de casi una decena de penales se encuentran con sobrepoblación.

“Danilo Orealla dijo el año pasado en Consejo de Ministros al Presidente sobre  la alerta roja que existe en los centros penales y le instó a hacer una  inversión para crear nuevos centros que cumplan con requisitos de  seguridad y de reformar a los reos” señaló el colaborador de la  multiestatal.

Se transmitió al Ejecutivo la necesidad de “crear nuevos centros o anexos  pero eso se quedó en papel y con este (Comayagua) ya es el tercer hecho  trágico en Honduras”.

El periodista subrayó que hasta el momento no se ha efectuado un  pronunciamiento en torno al siniestro de la Granja Penal de Comayagua,  ubicada a unos 90 km de Tegucigalpa, la capital.

Entre otras medidas que involucraba la alerta roja emitida por Danilo  Orellana, figura brindar lugares físicos para construir nuevos centros  penales, duplicar los elementos de seguridad dentro de las cárceles y la creación de módulos de máxima seguridad.

Orellana indicó que “los reos están dispersos o reunidos en celdas por asalto,  múltiples asesinatos y otros delitos” por lo que evidenció la necesidad  de separarlos de acuerdo a sus crímenes.

La tragedia

Según las autoridades del Centro Penal de Comayagua, la cifra de muertos en  el incendio asciende a 370 y decenas de heridos que fueron trasladados a varios hospitales. Se conoció que al menos 343 habrían sobrevivido al  siniestro que se registró a las 22H50 locales del martes (04H50 GMT del  miércoles).

De acuerdo al director del penal el incendio se generó luego de que  privados de libertad quemaran un colchón en un intento de escapar y no  pudieron controlar las llamas.

Los sobrevivientes fueron ubicados en uno de los patios del centro penal cuyo espacio físico es de unos 300 a 400 metros.

“Varios de ellos presentan quemaduras y fracturas en manos, brazos y piernas  por lanzarse de alguno de los pisos del penal” en un intento de salvar  sus vidas, reportó el colaborador de teleSUR.

Hasta el momento se desconoce el número exacto de los fugados de acuerdo a  guardias de seguridad y vecinos que vieron mallas rotas del penal.

Centenares de familiares de los privados de libertad forzaron su ingreso al penal  en medio de la desesperción por desconocer si los reos estaban con vida o no.

“Es una situación caótica” reportó el colaborador quien además señaló que  la Policía Nacional y elementos militares “han disparado contra las  personas que intentan romper los portones del centro penal de Comayagua” para saber de sus familiares.

En el lugar se encontraba además el ministro de Seguridad, Pompeyo  Bonillas quien tuvo que ser sacado por elementos de la seguridad  hondureña en medio de los disparos que se suscitaron.

“Hay reportes de que están lanzando bombas lacrimógenas contra los  ciudadanos que quieren saber si sus familiares están vivos o muertos”  añadió el periodista.

 

Honduras:

un testimonio desde adentro de la cárcel de Comayagua 15 feb 2012 19:47 GMT Redacción BBC Mundo Luis Alonso Armendariz, periodista de Radio Impacto de Comayagua fue uno de los primeros comunicadores en llegar al Centro Penal de Comayagua,  donde este miércoles se indicó que murieron más de 300 reclusos luego de un incendio en el penal hondureño. La emergencia empezó cerca de las 10.30 de la noche del martes. A esas  horas un pequeño grupo de periodistas, alertados por la movilización de  equipos de rescate, se acercó al lugar que estaba siendo consumidos por  las llamas. Armendariz contó a BBC Mundo lo que vió al ingresar al recinto penitenciario. “Olor a carne quemada” “A eso de las diez y media de la noche me avisan, me desplazo  rápidamente y al llegar ya había una buena cantidad de gente en los  portones, como unas cien personas ya estaban en el lugar. Logramos  ingresar y nos topamos con personas heridas, quemadas. Algunos estaban  llorando y pedían que ayudáramos a otros reos que estaban dentro del  penal. Junto con otros compañeros de otros medios entramos al interior del  penal, donde nos dirigimos a ver los módulos que estaba quemados. Ya se  hablaba de una buena cantidad de muertos. En ese momento el cuerpo de  bomberos empezaba a hacer su trabajo, y nosotros también, pero las  llamas aún estaban vivas. No tuvimos ningún problema para el ingreso  porque los portones estaban completamente abiertos. Los elementos (guardias del penal) estaban sacando a algunos detenidos  que tenían quemaduras en sus espaldas, en sus brazos, en eso estaban . Se sentía el olor a carne quemada, se sentía un miedo. Yo como  periodista que sólo tengo 28 años y cinco ejerciendo quedé asombrado al  ver dentro de las celdas personas totalmente quemadas, gente que  parecían maniquíes tirados en el suelo. Y escuchaba a los prisioneros  decir: este es fulano de tal o este es mengano de tal. Es una  experiencia que para uno como periodista joven es un poco perturbadora”. Quemados y ahogados “Los mismos prisioneros a eso de las 10.38 p.m. (del martes), cuando yo  ya estoy en el portón principal, me empiezan a decir que fue producto de un cortocircuito en el módulo 6 y me empiezan contar que ellos  empezaron a pedir auxilio y que gritaban”ayúdennos, ayúdennos”, pero  dicen que los mismos custodios no les abrieron los portones. Hubo gente que yo vi que cómo solamente sus calaveras quedaron guindadas de los portones esperando a que alguien les fuera a salvar la vida.  Otros murieron ahogados dentro de pilas (tanques) esperando que el agua  los pudiera salvar de esto que ha ocurrido. Otros quedaron quemados  encima de los techos. Hay que hacer la investigación para que la muerte de estas más de 300 personas no quede en la impunidad”. “Sin salidas de emergencia” “Creo que la evacuación no fue exitosa primero porque el centro penal de Comayagua no tiene salidas de emergencia. Es un centro que  originalmente fue construido para 600 personas y actualmente tenía casi  900 personas. Había mucho hacinamiento. No contaba con las medidas de  seguridad ni con las medidas de seguridad que exige la ley. La gente de Comayagua simplemente pide una cosa y es que no se lleven a  sus familiares a Tegucigalpa. Aunque también hay que mencionar que estos cuerpos tienen que ser llevados a Tegucigalpa porque quedaron  irreconocibles. No hay manera de identificar ni un tatuaje, ni  características físicas. Sólo en las películas que produce Hollywood  había visto tanta destrucción y escenas tan terribles. Aquí en Comayagua hay un alto dolor porque para algunos podrán ser  delincuentes pero para nosotros son hondureños y son comayagüenses los  que desgraciadamente el día de hoy han perdido la vida”.

¿Usted se encuentra allí? Por favor envíenos sus testimonios.
Enviado desde mi dispositivo BlackBerry® de Tigo

despues de la muerte de 360 personas en  incendio en la granja penal de comayagua en Honduras aparece un video donde claramente se ve la negligencia de la Policia al no dejar pasar a los bomberos y se escuchan claramente  disparos  contra los reclusos que quieren huir de el voraz incendio
Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

2 comentarios

1 xiomara hernendez { 13 febrero 2013 - 20:00 }

bueno mientras tengamos los goviernos los cuales nosotros mismos elegimos tendremos estos resultados. mihijo murio en el 2004 ewn la celda 19 de sps, pero yo estoy consiente que los MATARON y que los asesianos ,os premiearo dandoles otras oportunidades de trabajo o me equivoco

2 Nechi { 14 febrero 2013 - 00:54 }

Hola Xiomara: muy triste lo que sucedió con tu hijo, desgarrador!!! no se si lo hicieron, no tengo elementos de juicio como para asegurarlo. lo que estoy segura es de que si realmente lo hubieran hecho sin dudas serían premiados porque esa gente no tiene alma y porque la cuestión de “limpieza” es una ideología instalada en esos lugares. Ahora bien, el caso denunciado de esta nueva masacre tengamos en cuenta que: es cierto, muchas veces los pueblos eligen mal, pero en el caso de Honduras no es el pueblo el que eligió, recordemos que el gobierno actual aparece después de un golpe de estado feroz, en el que se sigue recrudeciendo el espanto. Fuerte abrazo querida, fuerte, fuerte. Nos une el espanto… Cuidate mucho

Deje su comentario