Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

Entrevista a Mariana Bernárdez

Entrevista realizada por: Paolo Astorga (Perú) paoastor_1987@hotmail.com

Mariana Bernárdez (1964) www.marianabernardez.com cuenta con estudios de posgrado en literatura y filosofía, sus últimos títulos publicados son: Liturgia de águilas  (Universidad Autónoma del Estado de México y Editorial La Tinta del Alcatraz, 2000),  Alba de danza (México: Enkidu Editores y Ediciones del lirio, 2000), Sombras del fuego (México: Instituto Politécnico Nacional, Fundación Alejo Peralta y Díaz Cevallos), y SEESIME, (2000). María Zambrano: Acercamiento a una poética de la aurora (México: Universidad Iberoamericana, 2004), La espesura del silencio (México: Instituto Mexiquense de Cultura, 2005), Bailando en el pretil (México: Universidad Iberoamericana, 2007), Todo está en la línea: conversaciones con Raúl Renán y 15 poemas inéditos (México: Universidad Autónoma del Estado de México, 2008) Trazos de esgrima (Ediciones Sin Nombre y la Universidad Autónoma Metropolitana, 2011) Contacto:mariana.bernardez@gmail.com

-¿Desde cuándo comenzó a escribir?

-Escribir, mirar, aprehender, registro de la memoria, equilibrio sutil entre estar en el tiempo y haber tiempo; inscribir en el blanco de la mente, en el primer atisbo de luz jugando con el viento que se enredaba en las ramas del pirul, luego sentir el lápiz en la mano y tratar de imitar las formas de las letras, cantar el abecedario, las tablas pitagóricas, adormecerse con el rumor lejano del mar y la visión de la sierra y su pinar. Escribir con una escritura en fuga tras la transparencia de la hondura que se presiente en el latido; a quitarse y escuchar a Miguel Carrasco recitar romances de la guerra, o a la abuela decir en voz alta algunas seguidillas, pero el rayo que habría de confirmar las voces que habitaban fue la presencia de Alberti con la “Canción 8”; once años y herida y consolada fui por la poesía.

-¿Qué es para usted la Poesía?

-No sé qué es la poesía, de tanto serlo en mi vida se me escapa en su definición, pero no en la experiencia que la provoca o que inunda cuando se manifiesta, ¿razón sentiente?, ¿cuerpo en carne internándose en el saber de lo oscuro?, porque algo habría de quedar  para consolar una vez tomada la ciudad por los filósofos siguiendo a Platón, algo expulsado, paria de lo alguna vez fundado y no por ello dejando de ser fundacional, algo habrá de abrazar en la desolación cuando los ojos con los que miramos nos revelan la fractura inicial de ser humanos, demasiado humanos como bien lo expresó Nietzsche, algo habrá de permanecer siendo hoguera y cobijo en los días amargos del desencuentro o en la vastedad del silencio que sobreviene cuando lo vivido rebasa la articulación del lenguaje.

-Cuéntenos sobre su vida, sus obras, sus proyectos, su actividad literaria.

-Me parece difícil deslindar la escritura de la vida, lo que se vive es el motivo de la escritura, pero me parece una limitante explicar la obra por la biografía; el texto deberé basar en su evocación la fugacidad del instante, reverberar en su significación, de lo contrario se borrarían las orillas de lo que le hace perdurable. Hablar de la trayectoria académica, de los libros escritos o de la actividad literaria no sé cuánta importancia tenga para aclararle al posible lector algo en referencia a la materia poética; leer o escribir son actos en extremo solitarios, de una complicidad inigualable, no hay uno sin el otro.

-¿Cómo define su poesía?

-Los temas que conforman mi poesía son varios, no podría hablar de una línea de exploración única, el denominador común se abra a diversos nudos, por ejemplo el cuerpo como habitáculo, la memoria y la resignificación de lo vivido, el puente inexacto entre la razón poética y la razón filosófica, la capacidad evocativa del símbolo, la visión del animal-guía, entre otros. Asimismo creo que estas clasificación sobre género o sobre poesía confesional, intimista, amorosa, bordean aproximaciones de alto riesgo, ¿cómo evitar la aridez del encasillar?

-¿Cree qué el escritor es un ser obsesivo?

-No sé si el escritor sea obsesivo, pero si asume su compromiso comprende que a través suyo se prolonga la historia milenaria de las palabras; pulir, bruñir, sopesar sus expresiones parte de su orfebrería, quien pronuncia abre paso a la realidad.

-¿Cómo ve la nueva poesía de estos últimos tiempos?

-La nueva poesía es como la vieja poesía, poesía desde su principio y hasta su fin; quizá lo envidiable de las nuevas generaciones es la amplitud de recursos con los que cuenta para extremar los límites de la expresión.

-¿Es necesario que el escritor sea un hombre comprometido?

-Todo depende con qué, con quién, el intelectual sólo tiene un compromiso y es ladefensa de la inteligencia, de la razón, de la verdad que se construye en la corresponsabilidad y en la congruencia, frente a la subversión de la violencia y la desarticulación de sentido, es el escritor quien habrá de proporcionar el escenario de la posibilidad.

-¿Cuál es el fin de su poética?

-No creo que una poética deba tener finalidad alguna, como tampoco creo en el escribir  por escribir, ¿por qué se escribe?, porque es inevitable, para transparentarse, para aclarar lo que se siente, para apegarse a la pulsión inicial de vivir, para derramar de golpe la intensidad que provoca lo inmenso…

-¿Cuáles son los autores que influyen en su obra?

-Depende de la época, de los años de lectura, de lo que se escribe, hay autores que han sido de importancia y estoy cierta que habré de olvidar algún nombre: Ortega y Gasset, María Zambrano, Gaos, Xirau, Nicol, Kierkegaard, Platón, Heráclito, Pitágoras, Miguel Hernández, Pedro Salinas, Rosa Chacel, Rosario Castellanos, Los Contemporáneos, Borges, Cortazar, Neruda, Huidobro, Blake, Eliade, Guénon, San Juan de la Cruz…

-¿Qué libro nos recomendaría leer?

-Hacer un listado de imprescindibles, no sé si podría, ¿quizá el último que he leído y me ha conmovido mucho? “La voz de Ofelia” de Clara Janés.

-¿Cómo ha cambiado su lenguaje poético a través de los años?

-El lenguaje cambia sin duda alguna, tantas palabras tantos pensamientos, se transforma la voz en la medida en que el proceso interno se desarrolla o se exploran nuevos temas que demandan más investigación o más capacidad creativa.

-¿Qué hace antes de escribir?

-No tengo un ritual que me lleve a escribir, lo que necesito es una cierta serenidad y templanza para lograr un equilibrio entre lo que quiero evocar y la fuerza expresiva que debe contener el verso, equilibrio de difícil nomenclatura.

-¿Cómo ve usted hoy por hoy la industria editorial? ¿Como autor qué soluciones le daría a este problema?

-La industria editorial es una industria y como tal tiene muy precisados todos sus engranajes, desde los derechos de explotación hasta los canales de distribución, pero me parece más interesante la periferia que da cabida a una literatura que poco se conforma con la volatilidad de su contenido y que no sé si carezca de lectores o carezca de la rigurosidad del marketing que lleva a que el escritor además tenga que descubrir dotes inéditas de carácter histriónico. Con el uso de nuevas tecnologías existe la posibilidad de que el escritor logre evadir a los intermediarios que viven de su oficio y vuelva a ser lo que es, un escritor.

-¿Cree en los concursos o certámenes literarios?

-Los certámenes y los concursos son creados para abrir espacios no meramente de promoción; el punto a discutir no es su existencia sino su malversación.

-¿Qué opina de las nuevas formas de difusión literaria por Internet como revistas literarias, blogs, páginas sobre literatura?

Soy una entusiasta del Internet, me parecen fascinantes sus posibilidades y sus alcances; además de poder ir de forma directa al lector.

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

1 comentario

1 Francisco Jesús Muñoz Soler { 2 enero 2012 - 19:12 }

Gran entrevista de Paolo Astorga, al cual agradezco que hace años me publicó en su revista a mi gran amiga y poeta, Mariana Bernárdez. Un gran abrazo a ambos y un aplauso a Proyecto Cultural Sur.

Deje su comentario