Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

El MOMA, viaje maravilloso por el mundo del arte

Christian Zarate, El Salvador. NEW YORK – La noche estrellada (en neerlandés De sterrennacht) es una obra maestra del pintor neo-impresionista Vincent van Gogh. El cuadro fue pintado durante el día y muestra la vida exterior desde la ventana del cuarto del sanatorio de Saint-Rémy-de-Provence, donde se recluyó hacia el final de su vida (1889), trece meses antes de su suicidio.

El cuadro reposa en las paredes del Museo de Arte Moderno de Nueva York, (conocido por sus siglas en inglés  MoMA), fundado en 1929 por Lillie P. Bliss, Abby Aldrich Rockefeller, Mary Quinn Sullivan, y cuatro socios más.

El MoMa fue el primer museo dedicado a la era moderna. Comenzando con el innovador arte europeo de la década de 1880, la colección contiene valiosas obras de cada período siguiente de cultura visual hasta el presente; incluye medios modernos tan diferenciados como cine y diseño industrial, además de otros medios más tradicionales.

La colección del museo, que comenzó gracias a una donación de ocho grabados y un dibujo,
dispone en la actualidad, de unas 150.000 obras de arte, tanto permanente como temporal. Incluye pinturas, esculturas, dibujos, grabados, fotografías, modelos arquitectónicos y los dibujos y objetos de diseño que pertenecen a los más importantes creadores: Klimt, Cézanne, Gaugin, Picasso (Las señoritas de Aviñon), Mondrian, Dalí (La persistencia de la memoria) y obras de artistas norteamericanos de primera fila como Jackson Pollock, Andy Warhol y Edward Hopper.

Cuando el MoMA comenzó a exponer sus obras, gran parte del público de aquella época despreciaba el cubismo y el arte abstracto, porque chocaban con las líneas directrices que hasta ese momento marcaban la pauta del “verdadero arte”.

El magnífico edificio de la calle 53 de New York, se ha convertido en referencia obligada para conocer las nuevas vías del arte contemporáneo y está conformado por cinco pisos.

En el primer piso o hall de entrada desde la calle, es además el acceso al jardín. Un relajante espacio donde sentarse y admirar la extraordinaria integración de este edificio con en el entorno. Además se encuentra la tienda del museo y un restaurante.

En la segunda planta se localizan salas de arte contemporáneo, grabados y libros, la cual dispone una de las mayores colecciones del siglo XX con más de 6.000 trabajos sobre cartón o papel. Desde dibujos a lápiz y tinta o el carbón vegetal, hasta las acuarelas o trabajos que entremezclan diferentes técnicas.

Además tiene una sala de audiovisuales que contiene más de 14.000 películas que nos permiten viajar por todas las épocas del cine, desde el Kinescopio de Thomas Edison de 1884, hasta las últimas películas dirigidas por Clint Eastwood y Martin Scorsese En su catálogo destacan los negativos originales de la “Biograph and Mutoscope Company” de Edison; o la mejor colección del mundo sobre el director D. W. Griffith. En 1996 se inauguró el Centro de Conservación de Películas de Cine de Celeste Bartos.

En el tercer piso se destaca por su colección de fotografía con instantáneas que datan desde 1840 a la actualidad y que alberga unos 25.000 trabajos fotográficos (cuatro millones de fotografías) de temas tan diferentes como la fotografía periodística, la científica, empresarial o la artística. También hay arquitectura y diseño, dibujos y más exposiciones temporales.

Tras esto, las plantas cuarta y quinta representan una buena introducción al arte moderno en pintura y escultura con una colección compuesta por más de 32.000 trabajos desde el siglo XIX hasta el presente, y dos de los artistas más visitados son Paul Cézanne y van Gogh.

Entre las obras más destacadas se pueden señalar: “Los nenúfares” de Claude Monet, la escultura de bronce de Brancusi “Pájaro en el espacio”, “El Mundo de Christina” de Andrew Wyeth o la muestra de diseño industrial con el “Cisitalia 202 GT”, entre otras muchas obras de arte. Tiene un Jardín de Esculturas con obras Auguste Rodin, Alexander Calder, Louise Nevelson y Aristide Maillol.

Además cuenta con la Biblioteca del Museo, que contiene 300.000 ejemplares entre libros históricos y contemporáneos, libros de artistas y revistas especializadas. El Archivo del MoMA también contiene una importante cantidad de documentación histórica.

A lo largo de su historia el MoMA se ha visto sometido a continuas obras de ampliación. La última en el año 2002 cuando el edificio de Manhattan cierra sus puertas para iniciar un ambicioso proyecto de remodelación y ampliación que ha costado cerca de cincuenta y cinco millones de dólares y a duplicado el espacio disponible de 35.000 a 58.000 metros cuadrados.

En noviembre de 2004, y coincidiendo con el 75 aniversario de su fundación, se reabre al público una vez finalizada su ampliación, a cargo del arquitecto japonés Yoshio Taniguchi. El nuevo edificio conecta a través de un vestíbulo las calles 53 y 54, siendo el acceso desde ésta calle a través de una fachada unificada y sobria, y la parte que asoma a la 53 donde Taniguchi ha ideado un frente de granito, cristal, y paneles de aluminio, que unen la ampliación de Philip Jonson (1964), y la Museum Tower de Cesar Pelli (1984).

El MoMA se ha mantenido fiel a su espíritu educativo y vanguardista. Su amplia visión del mundo del arte sumerge al espectador en un viaje maravilloso que abre su mente a nuevas concepciones y conceptos.

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario