Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

El ladrillo en el bolsón de una niña

Juan Godoy, tomado de G80

Marujita, era la hija de una mamá soltera, y tenía sólo 8 años de edad cuando se enfermó su madre, y ella, tomando el trabajo de su vieja, llenó la batea con agua fría y comenzó a a lavar la ropa ajena de los clientes de su mamita. Para alcanzar la altura de la alteza, puso bajo sus pies un cajón de tomates y dio inicio a escobillar sábanas, camisas, pantalones y otros trapos más.

Marujita se levantaba al alba y volvia a su cama al anochecer. Cocinaba para su mamita las mejores sopas… otra cosa no había probado. En las noches, al dormir junto a su madre, soñaba que iba a la escuela y su bolsón era pesado por causa de una ladrillo que había metido en su interior. “Así deben ser de pesado los libros” soñaba.

Una noche, mientras pasaba un trapo húmedo por la frente de su madre, vio en lo ojos de ella un hombre… flaco, de cara amarillenta, de ojos grandes y desdentado… Se horrorizó. Luego corrió hacia la tetera del té y llenó una cucharita con el liquido para luego echar gota a gota en los ojos de su vieja.

¿Qué haces?- preguntó su madre.
Limpio tu retina mamita porque hay un hombre… flaco, de cara amarillenta, de ojos grandes y desdentado – respondió marujita.

La madre sonrió. Tan pronto que mejoró la llevó a una librería y le regaló un libro con cuentos de hadas, un cuaderno y un lápiz.

Hijita, ese hombre, flaco, de cara amarillenta, de ojos grandes y desdentado que has visto en mi retina, fue tu abuelo que escribió cientos de cuentos de hadas para que tú puedas leerlos un día- dijo la madre.

Marujita se impresionó tanto y desde aquel día que aprendió a leer y a escribir, dedicó sus cuentos a un hombre que aparecía en la retina de su madre y era… flaco, de cara amarillenta, de ojos grandes y desdentado.

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario