Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

El “Elefante del Circo” le pega al rey de España, pero…

…Sigo siendo el Rey, no. ¡Qué vaina, el Rey está salado…!

 

Guillermo Guzmán (Barcelona-Venezuela)

 

Parece ser que Juan Carlos Rey de España no sale de una pea para entrar en otra y en el ínterin se va de cacería, no de burros sino de elefantes, razones por las cuales el Partido Demócrata de Estados Unidos anda feliz y tal vez le pudo enviar un telegrama de felicitación.

 

En cambio, el Partido Republicano debe andar sumamente “preocupado” y a la vez ha debido mandarle otro telegrama al Rey en el que le diga de todo menos bonito.

 

J.M. Asnal y etc-ex presidentes españoles-deben brincar de contentos, por no ser elefantes.

 

El referido Rey-de copas-Juan Carlos, de Burlón terminó en Bufón porque con tantos tragos encima, no tuvo pulso ni para matar a un elefante, con una bácula pajiza calibre 16, de esas que riegan guéimaro parejo en un amplio radio, así que el bicho, todavía herido, pudo zamparle una buena patada en la rabadilla-al Rey-, no obstante, antes de morir más que de heridas, de vergüenza, de rabia.

 

Es claro que con ese pulso, el Rey no le pega a un conejo, por lo que dispara a un elefante.

 

Por otra parte, sin alusiones a partidos políticos, es bueno saber que al final de cada partida de ajedrez, el Rey y el peón van a parar a una misma caja en la que no cabe un elefante porque éste es demasiado grande respecto al Rey.

 

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario