Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

Correr es el deporte de los pobres

Manuel Magaña
Los pobres corremos contra todo:
No es nada curioso ni raro ver como en los deportes también se marcan las asimetrías Norte-Sur igual que en todos los ámbitos de la vida: La economía, la política y en general en todos los dominios del quehacer humano.

Aparte de los deportes tradicionalmente colectivos como el fútbol y otros de raigambre individual históricamente reservados a determinados países y regiones uno de los únicos deportes que se generaliza entre los países pobres es el de CORRER, pues la vida del pobre es eso: Una CARRERA interminable por la sobre-vivencia y una lucha constante contra las fuerzas del individuo en los arduos caminos desérticos y pedregosos de países como Etiopía, Sudán, Somalía, Jamaica, Trinidad y Tobago Granada, Rep. Dominicana, etc... donde las marchas interminables contra la naturaleza humana ocupan un lugar destacado en la actividad de sus habitantes.

Es decir, que el deporte favorito de los pobres se asemeja al del guerrero siempre en marcha forzada y caminando de día y sobre todo de noche por los peores acantilados y senderos de la vida, a fin de evitar un choque indebido o una derrota catastrófica ante enemigos potencialmente superiores en medios y recursos humanos y tecnológicos.

En nuestro país que se precia de ser, sin serlo, la cuna del fútbol, al final ha sido el fútbol de playa el que ha emergido dándole honores y medallas al merito a sus practicantes por la simple razón de que se acomoda mas a la tradición del pobre: descalzo y acostumbrado a marchar por polvorientos caminos, lodosos y húmedos senderos hartos de piedras, charcos, barriales y toda suerte de miasma natural.

También el fútbol de playa se acomoda mas a la tradición de aprender a jugar en la calle o en canchas áridas y pedregosas y lo que es aun más rudo, sin el uso de calzado, tacos, o uniformes y protectores adecuados como las calcetas y rodilleras o tobilleras; Es decir, que es el deporte de los descalzos y harapientos de la barriada que aprendieron a hacer deporte con pelotas de trapo.

El pobre siempre corre contra todo y contra todas las adversidades de la naturaleza, de la vida y de la sociedad:
- Corre contra el sistema explotador, que nos explota y nos oprime a mansalva y sin piedad.
- Corre contra la exclusión social y cultural y la marginación y el desprecio al que lo someten las oligarquías omnívoras que viven y asechan para apoderarse de su sudor, su tierra, sus humildes pertenencias y hasta de sus hijas.
- Corre contra las castas militares y sus gendarmes (perros de caza) al servicio de dichas oligarquías y los comisarios civiles y jueces de mesta que en sus localidades y comarcas mandan más que el General de turno y el Presidente de la Corte Suprema de Justicia.
- Corre contra las burlas y los chistes de mal gusto que lo retratan como estúpido, maleante y vago y contra toda suerte de estigmatizaciones y estereotipos que lo pintan como un perezoso y un borracho irredento.
- Corre contra las injusticias y contra el sistema legal heredado de siglos para proteger a los elementos mas corruptos y opresores y que lo ven de arriba hacia abajo con sorna y desprecio cuando viven de su sudor y hasta de su sangre.
- Corre contra los capataces y mandadores de finca que le roban en las pesas y le pagan un salario de hambre que al final viene a terminar en la tienda de raya y aun así termina endeudado con su patrón.
- Corre contra los delincuentes de cuello blanco y contra los mareros y toda suerte de sabandijas acostumbradas a vivir y profitar del esfuerzo ajeno y contra toda clase de maleantes disfrazados de santos, de mesías y redentores que toman ventaja de sus angustias y de sus desvelos.
- Corre contra el analfabetismo literario y funcional y contra toda suerte de manipulaciones de los medios de comunicación que todos los días le pintan una vida y un estándar social diferente al suyo y fabricado fuera de su país contra sus cultura y sus tradiciones ancestrales.
- Corre contra los malos vecinos y los pobres de su localidad que por quedar bien con las autoridades lo denuncian y ponen el dedo por ser de la oposición y por denunciar las injusticias en contra de los humildes y desheredados de su cantón, de su finca o su hacienda donde vive hacinado como colono y condenado a condiciones medievales de subsistencia como todos ellos.
-Corre contra la represión eclesiástica y la amenaza del infierno y condenar su alma al suplicio del purgatorio si no se doblega ante las fuerzas humanas y divinas que lo subyugan y maltratan a diario y de por vida desde su jerarquía.
- Corre contra los políticos y demagogos que a su nombre hacen guerras diz que para salvarlo convirtiéndose después en su propia estaca y en una continuación del sistema que decían odiar y para el cual lo llamaron a combatir hombro con hombro poniéndolo en la primera línea, mientras ellos se escudaban en lugares seguros desde donde podían ver el escenario del combate sin ser alcanzados por las balas enemigas.
- Corre contra el hambre, la sed y la depredación del medio ambiente; contra el calor extremo y la desertificación provocados por el calentamiento global y contra los desastres e inundaciones, huracanes terremotos, maremotos y toda suerte de desastres naturales provocados por la irresponsabilidad del ser humano.
- Corre contra la malnutrición, la falta de salud y contra las limitaciones de sus hijos para alimentarse adecuadamente para tener un buen rendimiento escolar y contra la necesidad de que ellos abandonen la escuela para ayudarlo a trabajar y satisfacer asi sus necesidades vitales y las del grupo familiar.
- Corre contra la falta de servicios esenciales: Como vivienda digna, luz y agua limpia y contra la basura y las chatarras derivadas de la falta de normas que regulen el reciclaje de los deshechos y toda suerte de residuos peligrosos a la salud y a la existencia de un medio ambiente sano y saludable.
- Corre contra la cultura de la exclusión, la marginación y el desprecio a la mujer por razones de genero; contra el desprecio a los pueblos originarios, los negros y la destrucción de sus tradiciones y cultura ancestrales.
- Corre contra la falta de un empleo digno y bien remunerado y la falta de seguridad en el mismo; contra la falta de prestaciones sociales y a un ambiente digno y seguro que lo ponga al margen de accidentes y graves traumas personales que le impidan la continuidad de sus funciones familiares y comunitarias.
- Corre contra la mezquindad de sus vecinos y de los prestamistas y usureros a quienes debe parte de su vida y quienes lo acechan para robarle lo poco que gana en concepto de intereses leoninos y de prebendas pecuniarias o materiales que le exigen como garantía.
- Corre contra la voracidad de los bancos; tarjetas de crédito y de la industria de la diversión que lo someten a presiones y formas de vida y de consumo que no esta en capacidad de sostener pero que se le imponen como forma de mostrar un estatus social ajeno al de sus posibilidades.
- Corre contra la mafia de Pastores y ministros religiosos que le prometen el cielo a cambio de que sufra aquí en la tierra y sobrelleve sus sobresaltos y miserias con paciencia estoica.
- Corre contra la privación del derecho de diversión sana de su familia y de sus hijos y contra la comercialización del deporte, de las artes y de toda diversión que deberia ser el complemento espiritual de su vida.
- Corre contra todas las alienaciones y necesidades de consumo creadas y los estereotipos de abolengo y de status social impuestos por el comercio y la industria y la propaganda de todo tipo que satura y envenena su mente y la de sus hijos haciéndolo creer que si no usa objetos de marca sera visto muy mal y como un individuo sin gustos y un perdedor irredento.
- Corre contra los escuadrones de la muerte y contra el sistema policiaco que en vez de garantizar su tranquilidad lo tima, lo extorsiona y lo maltrata como bestia y no como sujeto de buenas obras y trabajador incansable para garantizar la seguridad de si y de su familia.
- Corre contra un gobiernos que son un bochorno y un insulto para su inteligencia; Que le prometieron el cambio y un poquito mas de consideración y respeto y cuando ya estan en el poder no lo conocen, lo subestiman y lo desprecian hasta que vengan las siguientes elecciones.
- Corre contra la mentira, la manipulación y la falsedad que convierte a las víctimas en victimarios y a los ofendidos en ofensores sin que se haga justicia por la difamación o el uso desmedido de la mentira como ley y la demagogia como regla.
- Corre contra la satrapía de los criminales; los cuchilleros, los rateros y los salteadores de caminos que te roban con el cuchillo en el cuello o la pistola en las sienes solo por el placer de verte sometido a su fuerza bruta y a su malentendida viveza.
- Corre ante el lamento de su mujer por no tener lo necesario para sus toallas sanitarias y para comprar los elementos indispensables para cuidar de su salud y garantizar sus cuidados femeninos y los delinfante recién nacido.
- Corre ante las quejas del hijo porque nunca le compro el juguete favorito que siempre vio en posesión de los amiguitos del barrio alto y porque jamás le pudo dar las indumentarias deportivas necesarias para la escuela haciéndolo sentir mal e inferior ante los susodichos hijitos de ricachones, provocando sus burlas y desprecios por pelado.
- Corre contra el la subestimación y la marginación provocados por provenir de un barrio pobre o de una colonia marginal o del cantón mas recóndito del país, convirtiéndolo en una especie de paria o apátrida de nacimiento.
- Corre con la enorme necesidad y riesgo de tener que dejar el pais sin su gusto y atravesar de mojado fronteras ajenas arriesgando la vida y exponiendo a su familia a quedar sin su único sostén a cambio de ir a lejanos países a ver como mejorar la vida de los suyos a cambio de marginaciones, discriminaciones y bárbaros y explotados trabajos de 16 y hasta 18 horas en las industrias hoteleras y restauranteras para garantizar una pírrica remesa mensual.
- Corre hasta la saciedad para no morirse de hambre en tierra ajena y sobrellevar la cruz de la nostalgia y la soledad a cambio de ver como salir adelante y sacar a flote a su caterva de hijos, a sus padres hermanos y demás familiares cercanos.
- Corre para superar el trauma del mal de país, los recuerdos, las nostalgias y las consecuencias de vivir en tierra ajena como un árbol trasplantado que nunca reverdecerá para llegar a ser el mismo que nació en su tierra bajo los cuidados, el amor y el afecto de los suyos.
- Corre contra la voracidad de la industria minera y de extracción metálica que pulula en nuestros países como plaga contaminadora de aguas, diseminadora de mercurio cromo y de arsénico y que envenenan el medio ambiente y los recursos hídricos provocando envenenamiento y muerte a sus habitantes o enfermedades de la piel y de los órganos antes desconocidas.
- Corre contra los mata curas, mata maestros y catequistas, sindicalistas y todo cristiano verdadero que practique la teología de la liberación y trate al hermano, al vecino y al semejante como Dios manda y no como un hipócrita de golpes de pecho y de misa Dominical.
- Corre contra todo hasta el borde de sus fuerzas y sus energías sin quejarse de nada y sin andar haciendo alardes atléticos o de grandilocuencia nacional sino solo porque nació para correr para ganarse la vida y el pan en condiciones adversas y en países que son conejillos de indias y laboratorios de guerras fratricidas donde el compatriota mata a su hermano por unos reales sin importarle el dolor que causa a la víctima y a los suyos.
- Corre porque nació corriendo y con la urgencia de correr toda su vida para sacudirse las cadenas que lo atan y lo amenazan con una muerte segura y cruel que nadie ansia ni desea y para lo cual el atleta del tercer mundo debe estar preparado a expensas de subsistir o fenecer sin pena ni gloria.
- Corre contra los TLCs y los imperios guerreros y saqueadores del mundo; contra las elites voraces y sanguinarias que amenazan la existencia de la humanidad entera, contra sus pretensiones de globalizar la pobreza y privatizar y concentrar mas y mas los capitales y la información a nombre de su democracia y su libertad.
- Los pobres tercermundistas corremos contra todo y contra todas las satrapías e imposiciones y es por eso que hemos sido curad@s contra el arte de cultivar elentendimiento y la creencia de que solo los Mesías o las fuerzas celestiales vendrán a salvarnos.
- Corremos como el pueblo antiguo de Israel (no el de los Sionistas) y como todos los pueblos peregrinos que rodamos y nos movemos por el globo como razas errantes y sin fronteras dispuestos a poblar el mundo y a hacer de la especie humana una comunidad de herman@s sin fronteras y sin distingos de credo, raza, religión, credos políticos e ideológicos y toda suerte de muletas que fomenten la división y la atomización de la especie humana. Corremos por un mundo de paz con un cachimbo de seres humanos unidos por las mismas necesidades y propósitos de dignidad, subsistencia y soberanía poblacional y comunitaria y no necesariamente territorial.

Por todo lo anterior y por muchas cosas más los representantes de los países del tercer mundo somos los deportistas mas buenos en el arte de CORRER pues ello es parte consustancial de nuestra naturaleza humana y de nuestra mision vital que es la de CORRER, CORRER Y CORRER hasta hacer de este mundo un planeta en movimiento y en constante CARRERA por los sagrados principios de la supervivencia y contra la extinción a la que nos quieren someter los enemigos de la humanidad.

Nota: *Me agradaria escuchar sus comentarios

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario