Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

Colombia: Del paramilitarismo a la explotación de nuestros recursos

el mapa de la hidroeléctrica el  Quimbo, Departamento del Huila en Colombia.

Sara Leukos

Caminar, transitar de un paso a otro implica un trazo, una línea, un punto, y también penetrar en el mundo de la palabra hacia la resistencia y la defensa de los derechos colectivos.  Todos, cada uno, cada territorio unifica las diversas representaciones de la existencia colectiva.
Colombia transita con su propia memoria, se  instala geográficamente y  políticamente en  los territorios. En la memoria de los pueblos indígenas y campesinos  la tierra, los ríos, los bosques, las lagunas, la fauna, la  flora, son sagrados para  la vivencia de sus derechos. Aún no se    desaparece la presencia de organismos paramilitares en Colombia y  seguidamente la reinversión extranjera  hace una  vez más su presencia en Colombia. Toda  una planeación política en los territorios: militarización –ejes políticos   e inversión de capital.
Bajo estos trazos de dominación y atendiendo la rebelión de los pueblos se representa, la vida, la emancipación y  la defensa de los territorios.  Eso es justamente lo que pasa en el Quimbo Departamento del Huila, con la multinacional  EMGESA.. 
La Multinacional EMGESA un  desangre……
La multinacional EMGESA  se constituye en  1997,  bajo un proceso de capitalización  con la  Empresa de Energía  de Bogotá, en consorcio Chile –España.   Son compañías filiales CODENSA y ENDESA Internacional que  tiene como actividad principal la generación y comercialización de energía eléctrica.  La Fundación ENDESA Colombia es creada el 29 de diciembre de 2005 por iniciativa de sus Fundadores: EMGESA, CODENSA y ENDESA Internacional.
La fundación  ENDESA  internacional española,    genera un  proyecto  de prioridad  en Colombia: la construcción de la hidroeléctrica  El Quimbo, para ello su objetivo es  la explotación de los recursos hídricos  en vía a una comercialización de energía eléctrica.   Es la primera presa que va a ser construida en el país por una empresa privada, con capital total de inversión  extranjera,  comercializando los recursos energéticos por el gran sector capitalista.
En el año 2008, bajo el gobierno de Álvaro Uribe Vélez  formador de grupos paramilitares e  irrespetando la soberanía nacional, mediante el Ministerio de Minas y Energía  asigna el proyecto de la hidroeléctrica Quimbo. Proyecto que se inicia en el año 2010.
En el año 2011 la Multinacional EMGESA, acorde con los estudios, prevé el desvío del río en cooperación con EDENSA y la firma italiana ENEL. En el mes de julio de 2011, logra en ese año realizar dos excavaciones  subterráneas: con el fin de consolidar el túnel del  desvío del río Magdalena.  Este hecho genera  condiciones para terminar la construcción de este túnel y sus obras anexas que implica un impacto en el  rio Páez. Esta construcción, permite en su primera fase el desvío del río Magdalena para el mes de marzo del año 2012.  Esta  instalación y excavación trae graves consecuencias ambientales como proceso de sedimentación  en el rio Magdalena, cobrando diverso impactos para la actividad pesquera de los campesinos y  el suministro de agua potable como el sustento de los campesinos.
Qué se instala  con el proyecto hidroeléctrico el Quimbo?
1.       La instalación del imperialismo económico:   En una primera fase, las obras previstas  conlleva  un grave impacto ambiental hasta el año 2014. Esta explotación  del recurso hídrico y del suelo  genera  progresivamente un deterioro ambiental, cultural y territorial  para las comunidades campesinas  que allí habitan.  Su inversión capitalista, de despojo, saqueo  y explotación económica   tiene un prospecto  de durabilidad  hasta  el año  2034. Colombia tiene  una  gran capacidad de  recursos no-renovables como carbón, gas y petróleo,  siendo   uno de los  países con mayor atractivo del  sector capitalista. En esta primera fase, tanto Álvaro Uribe Vélez, como el actual presidente  Juan Manuel Santos consolidan la política Neo liberal. El uno, con su apertura paramilitar en todos los escenarios  y el otro, que bajo el espectro capitalista defiende la hegemonía política, intransigente, retardataria del sector  oligárquico del país.  
2.       La Inversión capitalista: la privatización  en red Nacional- la construcción  de un embalse  con una  capacidad de  400 megavatios para el sistema interconectado nacional. Es la  Segunda generadora de energía en Colombia, después de la central  de Betania,  obteniendo grandes recursos para la inversión del gran capital extranjero español e italiano.
3.       Las transnacionales como EMGESA, invierte mas de 832 millones de dólares para la construcción de El Quimbo, pero terminan enviando ganancias de miles de millones de dólares a su casa matriz,  en éste caso, la española ENDESA
4.       La ocupación  territorial: El embalse ocupa un área de 8.586 hectáreas en los 6 municipios de: Gigante, Garzón, Altamira, El Agrado, Paicol y Tesalia, en el departamento de Huila. Lo cual  implicara graves  desplazamientos de la población  de las comunidades campesinas, deterioro ambiental e impacto cultural para los territorios del Sur de Colombia en el Departamento del Huila.  El territorio se  afecta, la construcción del proyecto hidroeléctrico del Quimbo se construye con los recursos de las comunidades: su territorio y sus recursos naturales, causando  un detrimento de los derechos colectivos. El derecho común pasa  hacer privatizado.
5.       Entrega de la soberanía: el  actual gobierno de Juan Manuel  Santos  insiste en  consolidar  el  proyecto  económico  impuesto.  Se desvía una vez más la historia, subordinando y vendiendo los territorios al  sector capitalista.  El gobierno sujeta la reglamentación nacional a la prestación de los servicios en la inversión extranjera,  según el presidente  como un “gran avance político y económico” convirtiendo el país en  comodín, miseria y colonialismo para satisfacción de los inversionistas  extranjeros, el gran capital financiero e intereses del gobierno colombiano.
6.       Acuerdos TLC: se afianzan los acuerdos bilaterales de comercio y explotación: el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos y el Canadá, como parte de la globalización de la economía.
Resistencia y emancipación: los campesinos en el Quimbo…
Ante la situación actual, los campesinos del Quimbo, se  agrupan,  se  resisten hacer desalojados de sus tierras. El grave problema que  se avecina, es como las multinacionales  privatizan los territorios  y lo que esto conlleva: la reafirmación de organismo de seguridad privada, desplazamientos  de población,  compras de tierras e impactos ambientales que implican detrimento del patrimonio ambiental y cultural de las altas cuencas y los recursos hídricos del  subsuelo. El agua es un derecho público y común, no de inversión privada el cual debe ser defendido por diversos sectores  en Colombia.
Se hace necesario  que el debate sobre  el proyecto hidroeléctrico continúe,  mediante   el proceso de resistencia que actualmente realizan las comunidades campesinas. El proceso emancipación  debe continuar en los  temas  ambientales, de seguridad alimentaria, sobre los derechos colectivos y la participación política   que implica la autonomía de los pueblos a decidir sobre su territorio. La defensa de los  territorios es  una posibilidad,  entre otras, de emanciparse de la dominación extranjera.
Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario