Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

Bosques en América del Norte: Cuando el color de los árboles cambió

Mario R. Fernández

El calentamiento global nos parece un asunto cotidiano, un tema de información, incluso siendo que en ocasiones nosotros mismos somos testigos de sus efectos -comprobar el calentamiento sin necesidad de recurrir a un reporte o a algún otro documento científico o periodístico-.

En una experiencia personal reciente, en febrero pasado, en pleno invierno canadiense y estando a las orillas de una laguna, que es más bien un marjal, que no queda muy lejos de donde vivo pude ver como los patos (American Black Duck) que le dan vida al lugar particularmente en primavera y verano, recorrian el marjal en fila de unos cuarenta, eran patos caminando por el sendero que rodea la laguna prácticamente congelada parecian aves desorientadas y perdidas en busca de comida y agua. Me pregunté que hacían estas aves migratorias alli, siendo que era invierno y su instinto las lleva al sur, alguna clave de su medio ambiente además del fotoperiodo, pero cambios en las condiciones climáticas, como por ejemplo temperaturas mas altas de lo
normal, han producido desbalances que confunden incluso a las aves migratorias. Pero no solo a los patos afectan estos cambios sino que tambien afectan a los insectos, y este es el tema al que me quiero referir aqui.
Recordando las imagenes un tanto olvidadas de los bosques norteamericanos, aquellas que encontrábamos en estampas, documentales, películas y hasta en la propaganda misma de la industria forestal, el bosque se extendia majestuoso y virgen -aquel que antes fuera territorio de los pueblos aborígenes, que supieron mantener un balance con su ecosistema por miles de años, esta hoy desaparecido. Aquel balance que interrumpiera la llegada del conquistador europeo y su máquina “civilizatoria” se encuentra hoy muy peligrosamente avasallado. Los bosques naturales ya no son parte de aquella cosmovisión sagrada de los pueblos aborigenes sino que pasaron a ser vistos y entendidos simplemente como recursos de explotación maderera y productores de ganancias. Se les aplicó todo un sistema tecnológico y mercantil que le ha quitado todo lo sagrado a los bosques para someterlos a una despiadada y exhaustiva explotacion. En Norte América, Canadá y Estados Unidos, los bosques del oeste vienen siendo explotados de esta forma por más de 120 años y su explotacion es cada vez más agresiva, no es un proceso único en norteamerica sino uno que afecta a todos los bosques del planeta.
El centro de Canadá, y el centro y el oeste de Estados Unidos vienen sufriendo plagas de insectos, las langostas (familia “cicadidae”) atacaron las siembras en los 1870 y eran masas que cubrían el cielo. Los campos sembrados eran devorados en muy corto tiempo, se trato quizás de la concentración más grande de animales sobre la faz de la tierra, unos 3,5 billones de insectos se calcula cubrian un área de casi 3000 kilómetros de largo y 170 de ancho. Esta plaga fue terrible pero pudo ser finalmente combatida. Un siglo después, sin embargo, una nueva plaga de insectos, esta vez del escarabajo del pino de montana (dentroctonus poderosae) y del abeto (dentroctonues rufipennis) es detectada en la corteza de ambos árboles y otros tipos de pinos.
Estos animalitos, los escarabajos, ocupaban un lugar en el balance de las cosas y junto con los incendios naturales ayudaban a mantener los bosques de pinos vibrantes y sanos eliminando los árboles débiles, se trata de bosques con mas de 100 especies originales del hemisferio norte y del sureste de Asia. Los escarabajos son insectos más antiguos que los propios árboles, además de los animalitos más numerosos del planeta. Pero a partir de los 80 la situación comienza a cambiar y el control natural de los escarabajos, el invierno, se hace laxo, y con esto los escarabajos pasan de control natural a plaga. En tiempos normales el invierno es un factor de control porque siendo duro pocas larvas lo sobrevivian, controlado el crecimiento de los escarabajos por factores naturales como el clima, sus predatores y el fuego, estos cumplian un papel fundamental en el balance general. Pero con el aumento de la temperatura ambiental, y los inviernos más cálidos la poblacion de escarabajos ha venido aumentando y ha llegado incluso a invadir zonas más elevadas y a colonizar nuevos árboles en la primavera.
Es ciertamente asombrosa la capacidad de adaptación y la movilidad de estos insectos, que pueden volar más de 200 kilómetros, y estas mismas capacidades los han convertido en una epidemia seria y amenaza fatal para el futuro mismo de los bosques. El escarabajo, de balanceador responsable de eliminar arboles debilitados fortaleciendo al bosque en general, se ha transformado en destructor de arboles, el otro gran destructor junto a los hombres -habituales explotadores de recursos naturales. Es verdad que no hay otro animal sobre la tierra que haya sido capaz de transformar el paisaje natural tan espectacularmente y tan rápidamente como el ser humano, con la sola excepción quizas de los escarabajos. A tal punto que Andrew Nikiforuk, autor canadiense, nos habla del poderío y dominio de los escarabajos argumentando en su libro (Empire of the Beetle, o El Imperio de los Esacarabajos) con un tono humanizado, que se han convertido en un verdadero “imperio”, Nikiforuk nos resume el desastre y la destrucción de los grandes bosques de Norte America.
El escarabajo que ignoramos, tiene, de acuerdo a estudios de ADN, un record fósil de 350 millones de años, que no es poca cosa si consideramos que las plantas florecieron hace unos 140 millones de años. La antiguedad del escarabajo ha posibilitado su especiación, se estima en casi 400 mil el número de especies de escarabajos existentes, y algunos científicos hablan de mucho más cuando argumentan que en realidad existen más de 10 millones de especies diferentes de estos insectos. Históricamente, casi todas las civilizaciones han reconocido a los escarabajos como animalitos de mucha importancia y atractivo, con la sola excepción de nuestra civilización que los ha menospreciado bastante. Los escarabajos recibieron mucha atención de los egipcios, de los griegos, de las tribus aborígenes del Gran Chaco en Bolivia y durante la Edad Media en Europa. El biólogo alemán Gerhard Scholtz sospecha que los escarabajos fueron los inspiradores de la rueda, como algunos se alimentan de estiércol, nos dice, inspiraron a los habitantes del Medio Oriente que los vieron acarreando las bolitas de estiércol de ovejas y cabras que ellos hacen rodar como bola por el suelo. Hasta no hace tanto tiempo algunas especies de escarabajos eran alimento de muchos pueblos por dos razones, son abundantes y de alto valor proteico, incluso hoy en Asia y África continuan siendo alimento humano.
Los escarabajos de la corteza de los árboles son pequeños, tienen el tamaño de un grano de arroz, pero son más de 1400 especies en Norte y Centro América y se alimentan de los nutrientes que existen dentro de la corteza de los árboles, o cámbium (tejido vegetal). Con este fin acarrean hongos, parásitos, virus, bacterias, protozoos y nematodos al tejido vegetal. Detectan a los arboles vulnerables a distancia y gracias a los sonidos que estos hacen cuando les falta resina, la falta de resina limita las capacidades de defensa de los árboles porque la resina, llena de hidrocarburos tóxicos, detiene a los invasores. Sin duda los escarabajos atacan también a arboles sanos, mas que nada ahora que su numero es tan alto, lo hacen penetrando la corteza y construyendo galerias en forma de S o de J para llegar al tejido, y, dependiendo de la resistencia de cada árbol, usando variado numero de invasores que pueden ser desde una decena a 10 mil escarabajos. Eventualmente la invasión destruye a la planta.
En esos túneles, un espacio pequeño es lugar donde los escarabajos adultos tienen sexo en privado, luego la hembra hace otra galeria en linea recta y alli deposita unos trescientos huevos, en esas galerias se crian estos insectos. Tienen también un espacio donde producen una especie de jardin para los hongos que les sirven en la destrucción del árbol mismo y de alimento además a los escarabajos más jóvenes. El hongo patógeno de Mancha azul, que por años se pensaba era el causante de la muerte del árbol, ha sido demostrado inocente por una cientifica de la Universidad de Montana, Diana Six. Segun Six, si bien los hongos juegan un rol en el ataque nada en el mundo de los escarabajos es simple y se ha probado que los árboles mueren incluso antes de que los hongos comiencen, pero no necesariamente los causante de la muerte de los árboles.
Hasta el 2010, billones de escarabajos invadieron y destruyeron más de 30.000 millones de diferentes tipos de pinos en Norte América. Los humanos cortadores de árboles, por otra parte, con la justificación de detener la invasión, talaron más arboles que antes. La invasión y las talas podrían ser una de las grandes destrucciones de bosques en la historia de la humanidad, semejante a la desforestación del norte de Europa en manos de comunidades campesinas que ocurriera entre el siglo 12 y 13, y que fue tan drástica que aunque a finales del siglo 19 los europeos trataron de restaurar algunos bosques, plantando semillas del pino blanco llevado desde los Estados Unidos, nunca lo lograron. Uno de los primeros lugares de la invasión-plaga de los escarabajos fue en Alaska, donde derribaron millones de pinos, entre ellos pinos Sitka que tenian más de 250 años de vida. A la fecha, según un reporte del estado, la plaga de los escarabajos ha causado la muerte de 200 millones de árboles en un área de más 1,6 millones de hectáreas. Los turistas que visitan Alaska en verano, preguntan frecuentemente por qué esos hermosos árboles tienen color rojizo, la respuesta es obvia, los arboles estan ya muertos.
Otro lugar afectado, y el más importante siguiendo el cordón motañoso de las Rocallosas hacia el sur, es la provincia de British Columbia en Canadá, una de las zonas más ricas en madera del mundo y con bosques que ocupan una área más grande que el area total de Francia, más de 60 millones de hectáreas de las que 25 millones estan cubiertas de árboles que tienen más de 250 años de vida. Cerca de 10 millones de hectáreas han sido taladas en el tiempo (Canadá tiene 97 millones de hectáreas de bosques lo que equivale al 10 por ciento de los bosques que quedan en el mundo). Para el 2004 la madera era el 40 por ciento de las exportaciones de B.C., generando entradas de más de 14 mil millones de dólares anuales, pero para el 2012 las exportaciones de madera no pasarán de unos 11 mil millones de dólares anuales). También a esa fecha (2004) se calculaba una riqueza total de más de 240 mil millones de dólares. Lamentablemente, solo el 8 por ciento de los bosques de B.C. están en zonas protegidas, el resto (92%) está controlado por la industria de la madera. En los inviernos de hace 30 años no más del 20 por ciento de las larvas de los escarabajos sobrevivian, pero en los inviernos del presente sobreviven más del 80 por ciento de las larvas. Hasta el año 2001 la contaminación de bosques por los escarabajos era relativamente lenta, unas 750.000 hectáreas, pero a partir del 2005 el ritmo se acelara y 8 millones de hectáreas habian sido contaminadas. Para el 2007 los millones de hectáreas contaminadas eran ya 12,5 y para el 2012 se calcula que unas 18,1 millones de hectáreas estaran contaminadas. Se han liquidado un estimado de 710 millones de metros cúbicos de madera de pino (en su valor comercial) y la invasion/plaga aumenta en forma exponencial.
El gobierno provincial de British Columbia ha gastado, desde el 2001 al presente, casi 900 millones de dólares que se suman a los 300 millones de dólares que ha gastado el gobierno federal compensando a las comunidades y a la industria por las pérdidas de actividades económicas, ayudando a explotar otros recursos naturales como la minería en terreno en las zonas donde antes existian bosques, e invirtiendo en caminos y otra infrastructura ironicamente para ayudar a talar árboles contaminados que convertidos en astillas generando esporádicos auges económicos y permitiendo que las compañias madereras violen las areas asignadas y corten miles de árboles sanos. Hay una gran falta de consciencia sobre el problema y temor de perder empleos, mucha gente involucrada en la industria forestal culpa al gobierno y lo acusa de ser “socialista” simplemente porque trata de impedir la sobre-explotacion de los bosques sanos. Algo parecido ha sucedido en las provincias Maritimas con los pescadores luego del colapso de la pesca en el Atlántico Norte, una fuerte reacción contra cuotas de pesca, cuotas implementadas con la esperanza de recupar los ecosistemas del mar, pero que la gente rechaza por haber sido la pesca un recurso fundamental de empleo en la zona, hoy deprimida y difícil.
La lucha contra la plaga de escarabajos, ha incluido métodos no solamente ineficientes sino dañinos al medio ambiente, por ejemplo, entre 1995 y el 2004 en British Columbia se uso matanoarsonato monosódico (arsénico) por ser este más económico que la quema del bosque, esto naturalmente resultó ser un peligro para la salud de los habitantes del área, ya que el arsénico es cancerígeno y daña el ADN. El arsénico no solo afectó a las poblaciones humanas sino a muchos otros animales, y sin embargo el gobierno de B.C. no lo suspendió sino hasta el año 2006.
Además, los vientos hacia el este han llevado la epidemia de los escarabajos al bosque boreal del norte y al sur de la provincia de Alberta en Canadá. Para las autoridades de Alberta, que nunca han mostrado demasiada precupación ni respeto por los recursos forestales, la invasión de los escarabajos ha sido entendida como una oportunidad para explotar maderas baratas. En las provincias del Atlántico canadiense, otros tipos de escarabajos han comenzado a invadir los bosques, se trata de especies inmigrantes de Europa y Asia traídas por los barcos y gracias al cambio climático. Muchos expertos temen que la invasion de los escarabajos eventualmente ataque a todos los bosques canadienses.
En Estados Unidos, millones de hectáreas han sido contaminadas en los 11 estados del oeste y millones de hectáreas de árboles están condenadas a desaparecer en el futuro cercano, incluso afectando a los bellos pinos piñones que viven entre 300 a 450 años en los estados de New Mexico, Arizona, Utah, Colorado y California y en el país de México. Por ejemplo, en el estado de Colorado que tiene 9,7 millones de hectáreas de bosques, más de de 2 millones están contaminadas por la invasion de escarabajos y el estado de Utah, con sus 7,5 millones de hectáreas de bosque tiene más de un millon de hectáreas de árboles sin vida.
La mayoría de la gente es indiferente o ignora la realidad de estas amenazas a la vida de los árboles y nuestra vida, pero estudiosos y científicos que han dedicado años a la investigación de estos fenómenos (con dineros de los gobiernos federales de Canadá y Estados Unidos) entienden el desafio. Una minoría de ciudadanos preocupados por los asuntos ecológicos tratan de entender y ayudar, un ejemplo interesante es el de David Dunn, músico de Santa Fe, New Mexico, que logró grabar un CD con los increibles sonidos de los escarabajos en la corteza de los pinos piñon. Reagan McGuire, un chofer de camiones, amante de los árboles en el este del pais leía un artículo que decía que 74 millones de árboles estaban condenados a la muerte en Arizona y Nuevo Mexico, se le ocurrió usar la música para terminar la invasión, recordando como a Manuel Noriega se le ponía música dia y noche para que saliera de su refugio en Panamá. Y se contacto con Richard Hofstetter, joven científico de la universidad de Northern Arizona, y le propuso su idea y así se concretó uno de los experimentos científicos mas ocurrentes de la historia de los insectos que une a un músico, a un cientifico y a un camionero en la investigacion.
Delante nuestro tenemos la posible destrucción de los bosques, vitales en la mantencion de los niveles de oxígeno necesarios para la vida, el control de dióxido de carbono, y los balances de los ciclos hídricos. Notablemente, la concentración de oxígeno en la atmósfera ha bajado del 35 al 21 por ciento, desde tiempos prehistóricos hasta ahora, y la de dióxido de carbono ha aumentado en parte por el crecimiento humano -en ciudades con alta polución los niveles de oxígeno frecuentemente no pasan del 15 por ciento del total del aire, a este ritmo es obvio que en estas ciudades se nos va aterminar el “aire” respirable. La botánica Diana Beresford-Kroeger nos dice: “el abuso a los bosques y la contaminación de los océanos ha causado que estos produzcan solo la mitad de oxígeno (que producian) hace 10 mil años.” Debemos además considerar que en los últimos 30 años se ha acelerado el deterioro, o el colapso, de casi todos los sistemas de vida.
Las respuestas al deterioro de la vida que los ricos y los que usurpan el poder en nombre de ellos van en sentido totalmente opuesto al de proteger los recursos del planeta. En Canadá, por ejemplo, el actual gobierno federal ha reducido drásticamente, siguiendo las politicas de los últimos veinte años, los recursos al departamento de protección del medio ambiente, el océano y la pesca. Igual que el gobierno provincial de British Columbia que viene reduciendo los servicios forestales desde 1995, reduciendo su presupuesto y su personal en un 40 por ciento. En Estados Unidos se siguen politicas similares, el entomologista estadounidense Jesse Logan dijo: “ellos quieren que la ciencia sea una fantasía (tal) como ellos ven el mundo”. Todos los recursos financieros que aportamos los habitantes con nuestros impuestos y se gastan en investigación científica no importan porque los resultados de estas investigaciones parecen no aplicarse a la vida real y diaria. Y a quien se atreva a protestar en favor de políticas más responsables respecto al medio ambiente se les maltrata, oprime y desprestigia como si el problema no fuera real y no nos afectara a todos. Si existiera la justicia y la democracia funcionara a los politicos responsables del genocidio al medio ambiente se los deberia juzgar por condenarnos a todos a no tener futuro.
A lo mejor, los escarabajos saben sobre nuestra idiotez y corrupción, quizás nos vienen observando por miles de años y nos están cobrando la cuenta por tanto desmán y tanto abuso a la naturaleza, por tanto crimen contra nuestra y otras especies y por tanta arrogancia idiota, por tanto ignorar lo que sabemos y desoir a nuestra propia ciencia y por imaginarnos que podremos saltar cualquier prueba, hasta la más suicida, y controlar cualquier desastre por nosotros creado, por creernos el centro del mundo, por imaginarnos ser la “especie rey” nos vamos derechito a la tumba y con ritmo acelerado, probando que quizás somos una especie bastante inferior a la de ellos.
Recursos:
– Parks Canada G.C., “Mountain Pine Beetle Initiative”
– Natural Resources Canada G.C., “ Mountain Pine Beetle Program (2007-2010)”
– Government of British Columbia, Ministry of Forests, “ Mountain Pine Beetle Emergency Response”
– State of Alaska, Division of Forestry, USA
– Utah Department of Natural Resources, USA
– State of Colorado Forest Service, USA
– Santa Fe Piñon Initiativa, New Mexico, USA
– Suzuki Foundation, Canada
– Think Progress, Centre for American Progress Action Fund, USA
– Global Forest Science, is a Conservation Institute, Canada and USA
– The Insatiable Bark Beetle, autor Dr. Reese Halter., Canada
– Empire of the Beetle, autor Andrew Nikiforuk, Canada.
Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario