Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

A veces me pregunto (En memoria de Gustavo Roldán)

Nechi Dorado

¿Está bien decir murió un escritor (narrador, poeta) cuando su corazón se detiene para siempre?

Creo que no.

Creo que esa gente no muere, que apenas se va corriendo a rescatar  alguna letra que se ahoga.

O simplemente se aleja. Sale a  enredar estrellas para opacar la necedad de algunas palabras infames de las que sobran en  este mundo agonizante.

¡Y quien te dice! tal vez salgan a formar escaleritas con esos libros que de tan altos que los ponen, no pueden alcanzar los que andan muy por abajo.

Hay poetas y poetas. Unos escriben muy lindo. Son los que tienen música y tienen gracia.

Pero hay otros que escriben muy fuerte y se convierten en  imprescindibles.

Es por los últimos que a veces me pregunto:

¿Está bien decir murió un escritor (narrador, poeta) cuando su corazón se detiene para siempre?

Creo que no.

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario