Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

“El país ya dejó de ser ausente”

Entrevista realizada por Miguel Antonio Guevara al poeta Luis Alberto Crespo, en la sede del Instituto Museo de las Culturas del Llano. Barinas, Estado Barinas.

 

LUIS ALBERTO CRESPO (Carora, 1941)

Poeta, crítico y columnista. Dirigió el Papel Literario del diario El Nacional. Fundó y dirigió el suplemento Feriado del mismo periódico. Fue director de información cultural de la agencia de noticias Venpres. Fundó y fue consejero editorial de Letra G, suplemento de cultura del periódico “El Globo”, y miembro del Consejo Editorial de la revista cultural del Banco Central de Venezuela. Perteneció al equipo docente de los talleres de narrativa y poesía del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos. Dirigió la revista Imagen . Actualmente es Presidente de la Casa Nacional de las Letras, Andrés Bello, recientemente ha sido galardonado con el premio nacional de literatura, posee una prolífica obra literaria.

M.A.G

En una conversación con el poeta Luis Alberto Angulo, me comentaba sobre Andrés Bello, en su petición de dejar la culta Europa y centrarse en el mundo americano. En nuestro actual contexto histórico ¿qué puede decirnos Luis Alberto Crespo sobre la revisión del pensamiento del maestro Bello quien ya estaba al tanto de la configuración de una nueva idiosincrasia necesaria, desligada de cualquier otro pensamiento en función de la fundación de la patria nueva suramericana?

L.A.C

Nosotros hemos hecho de Andrés Bello una víctima de nosotros mismos, es decir, hemos sido sus victimarios, lo hemos subrelegado, no sé porque causa porque injusticia tan grande Andrés Bello no forma parte del 4to pilar moral de la gesta independentista, o mejor dicho de la voluntad que viene desde Gual y España para afirmarnos como nación libre como región libre y como continente libre. Después de Gual y España está Miranda, está Bolívar, Simón Rodríguez, sin duda alguna nosotros hemos concebido, hemos dado toda la dignidad que merece la trilogía que representan Miranda,  Bolívar y Simón Rodríguez. Pero ¿por qué Andrés Bello no está? Simón Rodríguez representa la cultura popular de avanzada, la gran vanguardia de escuela, pero Andrés Bello representa la redención del hombre, ese hombre que aprende a leer y a escribir, ese hombre del pueblo de las escuelas que va a su más alta redención, desde el punto de vista cultural que es la universidad, las ciencias. Estamos hablando de un hombre que avizoró sin duda alguna el concepto esencial de las misiones; ahí está un hombre que tuvo esa visión. Con relación al otro aporte de Andrés bello, quién es el que está plasmado en las dos obras grandes de su vida que son Alocución a la poesía y la Silva a agricultura de la zona tórrida, indudablemente también allí vemos como funda las bases de lo que es la soberanía poética literaria; basada en hechos realidades y geografías de la región, identidad regional americana. En Alocución a la poesía, “tiempo es que dejes ya la culta Europa”…entonces, ya para citar libremente, no de una forma literaria, el comienza a explicar en la poesía lo que está ocurriendo en este continente, está ocurriendo una guerra de liberación, está ocurriendo un mundo nuevo, está naciendo, comienza a hablar de Bolívar de Miranda, de las guerras, comienza hablar de los pueblos, se están liberando, está haciendo nada más y nada menos que la antesala de lo que será el canto general de Pablo Neruda, es decir, que Andrés Bello comienza como poeta político, social, que canta lo que se llama la identidad regional de América, humana histórica y política. Por qué entonces Andrés Bello que es baluarte fundador de esa soberanía poética y lingüística con la gramática, que es al mismo tiempo despertando a la conciencia histórica de los americanos, con un concepto bolivariano, porque no solo habla de Venezuela sino de la América, por qué Andrés bello lo hemos relegado a los académicos solamente, a una clase social y política que nos adversa, siendo el cómo fue, un hombre que sembró las bases de la pasión amorosa por este continente y de la relación con los pueblos al lado de Simón Rodríguez, de Miranda y de Bolívar, no solamente los valores sino lo humanista, eso es lo que nosotros hemos concebido como la base fundamental de una serie de programas que tiene la casa nacional de las letras, que tiene como título “Andrés Bello nuestro desconocido”. He venido aquí a barinas entre otras cosas a hablar con los escritores, con el pueblo mismo, con lo sensibles a la cultura, a la sociedad misma, hablar esa palabra de Andrés bello que tiene como consecuencia no solamente de expresar a través de charlas lo que estoy diciendo sintéticamente, sino también el de convidarlos a que escribamos nosotros sobre Andrés Bello, no de forma académica no de forma culta, con la forma más sencilla posible de sentir al Andrés Bello hombre, el Andrés bello humano que sufrió, el Andrés Bello que estuvo preparado para estos momentos y que si no fue un guerrero, porque  ni siquiera usó navaja, pudo sin duda alguna dedicar su gran cultura para sembrar las bases de la educación de la soberanía cultural en todo ese  sentido, desde la poesía, desde el periodismo, desde el pensamiento y reflexión. Yo creo que nosotros todos, desde el niño, el intelectual, el escritor, el maestro y el púbico en general, la colectividad misma, pueda realizar una educación de bello en base a una serie de documentos de bibliografía muy sencilla, que nosotros vamos a distribuir que tiene como fin un concurso, un certamen que va a ser premiado y publicado por la Casa  Bello, es decir, por ejemplo:  Andrés Bello en Barinas, Andrés Bello en Apure, Andrés Bello en Cojedes, Andrés Bello en  Lara, escrito por nosotros en base al aporte bibliográfico muy sencillo y directo que les vamos a dar.

M.A.G

Hace poco usted declaró en entrevista a la revista arte de leer “Hay que tener conciencia clara de por qué se escribe”. Supongo que está orientado a la responsabilidad que se tiene al escribir, ¿cuáles cree usted, serían esos escritores, esos poetas necesarios para el país?

L.A.C

Todos nosotros. Nosotros somos los que pensamos con la escritura, responsables de demostrar que adquirir conocimientos literarios, en este caso, no es algo de consumo propio. Eso es bellista, es Simón Rodríguez, es bolivariano. Tenemos que darnos a conocer a los demás, somos responsables de Venezuela, responsables sobre todo hoy de Venezuela. A nosotros nos entregaron un país para redimirlo de la indiferencia, de la quebradura social, del distanciamiento social en el que ha sido consumido, que ha hecho pues que exista un pueblo debajo del otro, cuando debía haber una misma participación de todos nosotros en el destino común, que es Venezuela, la Venezuela que realmente está encaminada a liberarse de esas diferencias sociales, económicas y culturales. Así como nosotros, así mismo como la gente de los barrios aprendieron a leer y a escribir, a ir a las universidades a través de las misiones, que lleva como resultado que hay una responsabilidad de educadores, de escritores, de poetas, de todos aquellos que sueñan y piensan, que saben que no pueden consumir solos eso que sueñan, que tienen la responsabilidad de ser maestros y multiplicadores, voceros de todo eso que significa la identidad regional, la conciencia política e histórica, porque sin eso olvídese, la escritura seria un vacio.

 M.A.G

Usted mismo nos llevó en el tránsito de un “país ausente”, hasta llegar a leer al país en “la lectura común” siempre en esa preocupación por reconocer lo nuestro. Usted ha declarado abiertamente el necesario reconocimiento territorio-poesía, de leernos a nosotros mismos. ¿Cuándo el país deja de ser ausente para Luis Alberto Crespo?

L.A.C

El país ya dejó de ser ausente, pero todavía está ausente, es decir, dejó de ser ausente pero no significa que está del todo ausente. Aquí mismo en este museo que necesita una infraestructura, una política de promoción, realmente estamos en uno de los museos más importante de América Latina, nosotros necesitamos que funcione, que realmente tenga una estructura, una infraestructura, un personal que le de la vida al museo.  Así como este museo están muchas instituciones en Venezuela, por ejemplo: las casas de diversidad cultural, que fueron víctimas de las lluvias, necesitan que sean reestructuradas pronto, revivir las cosas que hemos hecho, que son realmente extraordinarias, que no podemos dejar a medio camino. Tenemos que realmente trabajar, no solo del pensamiento y el reclamo, para que todo eso que esté mal hecho o a medio hacer sea terminado, cuidar que la política del estado no se deteriore, que seamos todos corresponsables de eso, que no sea solo el Ministro de la Cultura quien se encargue. Todos nosotros somos responsables de lo que se hace en cultura, no podemos ser pasivos, todos somos partícipes de la conservación y revitalización de los hechos de la cultura en Venezuela, así como existen las imprentas regionales, concejos comunales, así como existen los gabinetes regionales, los escritores, poetas y funcionaros del ministerio de la cultura; así como existen todos ellos, existe un país que tiene que trabajar en conjunto para que todo lo que hemos logrado tenga mayor consistencia, que no lo abandonemos, ahora todos somos responsables de todo lo que  se hace en Venezuela, ahora más que nunca hay que dejar de ser individualistas, si aquí hay una revolución no puede haber individualismo, una revolución individualista no puede ser una revolución. Si hay un concepto de revolución, puedes llamarlo transformación profunda, sueño romántico de una libertad colectiva, tenemos que realmente tener conciencia de quiénes somos, conocer la historia, de dónde venimos, qué somos, quiénes fueron nuestros escritores, los venezolanos que le han dado lustre a Barinas, más allá de la diferencia política. Yo pienso en hombres como José León Tapia, Ruiz Guevara, Humberto Febres; esos son los pilares morales de esta región, lo que significa que para estos pueblos no tiene límite lo que significa el pensamiento, la búsqueda, la historia. El concepto moral de escritor de Ruiz Guevara y Humberto Febres, eso no tiene límite, pero también hubo otros que precisamente no fueron afines a este sueño colectivo, pero dejaron sembrado, como Alberto Arvelo Torrealba por ejemplo, hay que ver lo que significa, bueno la misma Enriqueta Arvelo Larriva, esto es tierra de poetas amigo mío, por lo tanto, aquí está sembrada la voz poética no solamente de Barinas sino de Venezuela y América Latina.

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario