Unidos en la diversidad, hacemos la diferencia

¿Unidad ante los asesinatos? Un sueño

Julio Martínez SAN SALVADOR.

La sociedad salvadoreña tiene varios años de padecer del flagelo de la violencia, la delincuencia y los asesinatos. A algunos nos interesa reconocernos en esa realidad para buscar formas de incidir positivamente en ella. A otros, les interesa ocultar esa realidad para no verse incapaces ante ella, ocultan datos, manejan cifras a su antojo e incluso, les he visto celebrando con una copa de champaña en un diciembre, de manera burda, tonta y falaz.

Esta situación de varios años, ya nos ha puesto en la mira de todos los países del mundo, que comunican a sus conciudadanos que tengan cuidado si vienen a El Salvador, uno de los países mas violentos y peligrosos del mundo. El Salvador y Colombia tienen índices muy, muy superiores al nivel mundial. En algunos momentos nuestra tasa llega a100 muertes por cada 100,000 habitantes. El promedio mundial es 14, sólo para tener una idea y la tasa de Colombia es 38, los datos son tomados del Nuevo Diario de Nicaragua en marzo de 2008.

Un informe de Naciones Unidas dice: “Este tipo de crímenes está aumentando en Centroamérica y el Caribe, señala la UNODC. Uno de cada 50 jóvenes menores de 31 años muere de forma violenta en Centroamérica. El tráfico de drogas, el crimen organizado y la presencia de armas de fuego impulsaron ese aumento de la criminalidad, apunta la ONU.

Además de mostrar vínculos entre el bajo desarrollo económico y las altas tasas de homicidios, el estudio presenta algunas evidencias de que la crisis económica de 2008 conllevó un aumento del número de asesinatos.

En ocho de los 15 países en los que se estudió este fenómeno, el número de asesinatos aumentó con la recesión económica, la pérdida de empleos y el aumento de los precios. Entre las naciones estudiadas en este grupo están Jamaica y Costa Rica.

La mayor parte de los países con la tasa de homicidios más elevada –superior al 35 por cada 100.000 personas– son latinoamericanos. Entre ellos se encuentran Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Jamaica y Venezuela. El resto son naciones africanas como Costa de Marfil, Zambia, Malawi y Uganda (UNODC, Octubre de 2011, Informe de Violencia).

Claramente, en Centro América existe la más alta tasa de homicidios de América Latina. El Salvador tiene la más alta tasa de la región, a pesar de todos los esfuerzos que se hacen en el país. Aun cuando Guatemala tiene más asesinatos, su población es de 14 millones, mientras la nuestra apenas sobrepasa los 6 millones.

 

Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • email
  • PDF
  • Print

ningún comentario

Aun no hay comentarios...

Llene el siguiente formulario.

Deje su comentario